Vivir para la ETSIIT

Vivo con otros 4 universitarios. Antes de vivir aquí (en Arrayán) he vivido en el Colegio Mayor Albayzín. Por eso sé que lo normal en un universitario es: hacer prácticas, estudiar… pero no VIVIR para la facultad.

Lo digo porque queriendo mantener la normalidad que me circunda en mi vida, me doy cuenta de que esto es casi imposible si estudias en la ETSIIT.

Uno podría pensar que voy a denunciar las agobiantes entregas de prácticas a las que nos obligan, o el poco tiempo que nos dan para preparar los exámenes. Eso ya se sabe, y por otra parte es cierto que nuestros profesores están del todo en otro mundo a la hora de exigirnos con el trabajo. Vamos que se piensan que sólo existen sus asignaturas. Pero si esto es verdad, no deja de ser menos cierto que en mi facultad se puede encontrar en cantidades ingentes un prototipo de universitario peculiar. Sobre este es sobre el que detengo mi análisis para verlo más en profundidad.

Imagínense a un hombre que entrase a trabajar a las 9, pero que invariablemente lo encontrasen media hora antes sentado en su puesto de trabajo con el ordenador encendido trabajando. Imaginen que no se pierde ni una conferencia de las que recibe en su trabajo, que come en el trabajo para seguir trabajando después hasta las 8 o 9 de la noche.
Imaginen que hace este hombre al llegar a su casa:
1) Se suicida
2) Se acuesta rendido
3) Se queda hasta las 3 o las 4 de la mañana trabajando el material que necesita para el día siguiente, no porque no lo tenga ya listo sino porque quiere llevarlo más que trabajado y perfectamente acabado…

Por supuesto que nuestro hombre es el 3). Pero que queda más: este experimento de hombre-trabajador nunca habla con sus compañeros (vaya a ser que descubran en qué o cómo está trabajando y lo igualen) Suele relacionarse con 0 personas, porque no tiene tiempo para esas bagatelas.

Sus mejores amigos son Kate (editor de textos), MacOS (que sabe hacer de todo) y Windows XP (pero sin programas para ver películas) porque ahí tiene el Enterprise Architect.

Con este tipo de gente circundándole a uno, con el exigente ritmo de prácticas y exámenes de la facultad, con el atrayente de por sí mundo de la informática… ¿Dónde pensáis que se refugia un tipo normal?

Vivir para la ETSIIT
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *