Un viejo amigo

Un viejo amigo Opus Dei En una excursión de familias en el pantano de Buendía

Nos queda una semana para finalizar los entrenamientos y la competición. Ganas tengo. Luego tendremos que diseñar la próxima temporada y ver qué decisión tomo de cara a mi futuro deportivo. Tengo que elegir entre dos opciones, bueno hay una tercera, que sería quedarme en mi casa, esta es la menos probable.

El otro día me encontré con un viejo amigo, hacía tiempo que no sabía de él. También fue del Opus Dei. Estuvimos charlando, con unas cervezas de por medio, un buen rato, recordando cosas, situaciones. Lo pasamos bien. Tiene su idea sobre lo que vivió, como yo tengo las mías. En cualquier caso, cómo cambia el punto de vista de los detalles dependiendo de la cercanía de uno con Dios. Hemos quedado en vernos más frecuentemente.
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *