UN DÍA DE ESTOS …

Un día de estos … Así empezamos muchos propósitos cuando en algo queremos mejorar o simplemente cambiar. El que yo hago es procurar no meterme en muchos charcos, no pretender abarcar más de lo que pueda aportar, con este blog.

Leer o escuchar noticias, si uno tiene esa disposición, ya suponen argumentos para escribir algo. Visitar internet y ojear ciertas páginas relacionadas con temas determinados, también da pie a dedicarles unas líneas, aunque hay sitios que no merecen la pena ni cinco minutos de nuestro tiempo, y estos ya son muchos.
Me doy cuenta que me gustaría escribir sobre todo, pero uno tiene sus limitaciones, no sé de casi nada. Por eso he buscado “ayuda” entre amigos para que también escriban.

Me gustaría decir algo sobre una entrevista que leí publicada ayer en el periódico gratuito ADN. El personaje en cuestión es Juan Eslava Galán, ganador de un Premio Planeta, y que le va el rollo esotérico. Pues decía, en contestación a una pregunta de por qué atrae tanto lo misterioso (tipo del programa cuarto milenio) a la gente, él contestaba “porque el cristianismo está en franca decadencia. Sólo queda la cáscara social y la gente necesita un sustituto de creencias que encuentra en los misterios del pasado”. Se me ocurren un montón de cosas para decir, pero de esto, un día de estos …, ya escribiré algo. A esos que nos dicen que han perdido la fe, de verdad, no hay nada que no cure una buena confesión (así se le caerá su cáscara), pero que cumpla bien esas cinco condiciones que nos enseñaron cuando nos preparaban para la primera comunión.

También me gustaría hablar, un día de estos, sobre la juventud actual. Hace poco estuve haciendo un curso de retiro, organizado por el Opus Dei. Paso (pero por muy poquito, ehhhh) los 40 tacos, y era posiblemente el más viejo, ¡qué horror! (en mi barrio diría otra cosa). Recuerdo cuando era al revés, pensaba entonces que me gustaría ser como esa persona cuando tuviera su edad, ahora me decía que ojala no sean como yo cuando tengan la mía. La juventud, ya se "nos" pasará esa etapa.

Hoy ya he cumplido uno de mis dos propósitos: escribir un poquito. Ahora, cuando termine esta línea, voy a por el segundo.

UN DÍA DE ESTOS …
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *