Toñi, una cooperadora del Opus Dei

Me llamo Toñi y No soy del Opus, aunque alguna torta me ha caído al defenderlo. Bueno, soy cooperadora. O sea que somos primos.

Gracias por tu apoyo. Creo que todas las tortas que reciba uno defendiendo a la Iglesia son una bendición de Dios, aunque en el momento no se entiendan. Al menos así es como lo veo yo.
Por cierto, para los lectores que no lo sepan, una cooperadora de la Obra (o un cooperador de la Obra) es una persona que, como su propio nombre indica, “coopera” de alguna manera con el Opus Dei. Hay varias formas de cooperar: con oraciones, con limosnas, defendiendo a la Obra, yendo a medios de formación, etc.
Para acabar, os contaré algo curioso: cuando en la Obra se empezaron a admitir como cooperadores a personas no católicas, e incluso no cristianas, se organizó un pequeño revuelo. Esto era una gran novedad. Pero es lógico que todos puedan colaborar con su ayuda, su tiempo o su dinero, a sacar adelante iniciativas en favor del Tercer Mundo, o de los más pobres, por ejemplo. Aunque no crean en Dios. Me parece que, si les parece una buena “movida”, pueden involucrarse en ella todo lo que quieran.
Por cierto, mis padres también son cooperadores.

Toñi, una cooperadora del Opus Dei
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *