Toman un menú Big King un neocatecumenal y un numerario

Hoy he estado comiendo un menú Big King en un Burguer, con un sacerdote neocatecumenal amigo mío. Ahora vive en España, pero me ha contado, entre patata y patata, cómo ha estado unos diez años de misionero en Japón. Estaba en una ciudad -cuyo nombre soy incapaz de reproducir- de medio millón de habitantes, y él era el único sacerdote católico. ¡Olé!
Él es de Argentina, allí se ordenó sacerdote. Cuando fue a Japón de misionero, el primer domingo que celebró Misa vió cómo asistían sólo cinco personas. Los únicos cinco católicos, que iban a Misa en toda la cuidad. Tras unos años de duro trabajo, y muchas oraciones, la cosa empezó a mejorar: cuando se volvió tenía una comunidad del Camino Neocatecumenal y otra de los Carismáticos.
Tengo algunos amigos del Camino, y todos los neocatecumenales me parecen muy “buena gente”. Rezo para que haya cada vez más. Símplemente escribo este post, para dar mi testimonio. (Esto no me lo ha mandado ninguno de mis lectores, sino que lo escribo yo por mi cuenta).

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *