Testimonio: El Opus Dei es una gran bendición de Dios

Hola Antonio:
¡Qué bendición de Dios tan grande para el mundo es ésta de la Obra! 
Ojalá la gente se diera la oportunidad de conocer de verdad el Opus Dei y dejaran de decir tantas barbaridades como las que se leen aquí, aunque sé que la “persecusión”, aún la de “los buenos”, es una prueba irrefutable de que este trabajo es de Dios.
Yo conocí la Obra en el Seminario de Nuestra Señora del Camino, Sololá, Guatemala, a través de algunos sacerdotes y compañeros seminaristas de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz y Opus Dei, y digamos que pité a medias, porque después que terminé mis estudios sacerdotales, decidí, llegando a un acuerdo con mi Obispo, no continuar en mi intención por ser sacerdote.
Pero te aseguro que esos años han sido de los mejores de mi vida, por el amor a la sana doctrina que inclucaron en mí y por el calor de hogar que me ofrecieron tantas veces en el tiempo de convivencia que mantuve con miembros de la Obar como tú.
Gracias por tu “santa audacia” de compartir todos esos textos tan maravillosos y útiles, y por darnos a conocer la Obra desde dentro.
Aunque no soy del Opus Dei, si algún día llego a recibir esta vocación estoy seguro que será por que Dios me ha dejado ver el ejemplo de ustedes que han entendido bien lo que es ser Sal y Luz de la tierra. Otro día te molesto con algunas preguntas. Gracias.
A. M.

Gracias por tu testimonio.

No tengo nada que añadir. Creo que es elocuente por sí mismo.

Antonio.

Testimonio: El Opus Dei es una gran bendición de Dios
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *