Tengo sida y he peregrinado a Torreciudad y Roma

Queridos amigos:

Soy seropositivo en el VIH con conocimiento desde el año 2000 y tengo un precurso reciente de aproximación y de profunda amistad por la Obra adonde desde la primera hora informe de mi enfermedad a mi Director Espiritual y al amigo supranumerario que me acompaña desde que pedí ayuda espiritual.

La semana pasada estuve en peregrinación personal en Torreciudad y hoy mismo acabo de llegar de Roma adonde me desplace en trabajo y aproveche para visitar la tumba de nuestro tan querido y amado San Josemaría para orar al Señor, a Nuestra Santísima Madre Virgen Maria y pedirles por su intercepción por mi familia, por la Obra y sus miembros y por toda humanidad.

Confeso que en mis preces no pedí por ninguna gracia particular por mi enfermedad, ya que Dios hay sido siempre mucho, mejor, muchísimo, mi amigo, basta que diga que mi mujer no esta infectada y solo eso ya es una de las mayores gracias que el Señor me podría regalar.

Les pido perdón pero hay una frase, “además hace del portador un muerto en vida” (la frase aparecía en Sida; ya ha sido quitada), con la cual me permito de no estar de acuerdo, pos yo soy el mejor ejemplo que la gracia de Dios y el amor de la familia me permiten estar vivo con dignidad. Es cierto que tuve que tomar decisiones importantes, como intentar la abstinencia, que no me fue fácil y en los primeros años no la respecte y utilice el preservativo, pero hoy por decisión mía, la comprensión de mi mujer y el ayudo de lo Espirito Santo lo hago con convicción y amor al Señor.

Soy portugués y les pido disculpas por mi “porteñol”, pero creo que haciendo un pequeño esfuerzo el esencial lo entenderéis.

Un abrazo fuerte, y a los amigos se permite discordar en el detalle, sobretodo cuando no se pone en causa los valores fundamentales.

João Paulo R.

Lisboa

——————

Gracias por tus oraciones.

Hace un par de años que no voy al Santuario de Torreciudad, pero me parece un lugar fabuloso. Tengo mucha devoción a esa imagen de la Virgen.

La última vez que fui a Roma fue en el funeral de Juan Pablo II. Tuve ocasión de pasar por delante de sus restos mortales, junto con muchos otros peregrinos, tras una larga espera.

Ya he quitado la frase polémica. Ese blog no estaba hecho por mí y no me había dado cuenta del alcance de la afirmación. Lo siento si te ha molestado.

Me da una gran alegría tu conversión. Por favor, reza por mi. Yo pido a Dios por ti.

Antonio.

Tengo sida y he peregrinado a Torreciudad y Roma
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *