Taller de teatro

ACTIVIDAD DE TALLER DE TEATRO

Introducción.-

    Esta actividad está pensada para poder ser trabajada tanto de manera continua (un curso escolar completo) o temporal. Se pueden escoger de aquí ideas, actividades o juegos para “rellenar” unos ensayos o mantener una actividad fija.

    Si una persona ha trabajado alguna vez en un taller de teatro, habrá comprobado que estas cosas funcionan y la gente engancha con ellas. Alguien que viene de un Club y que está acostumbrado a hacer festivales o preparar cosas esporádicas puede parecerle que algunas (o muchas, o todas) las actividades que aquí se proponen son una chorrada o que están pensadas para niños pequeños o “pirados” por el tema. Eso pensaba al menos yo, hasta que me puse a trabajar con un grupo variopinto en mi Colegio. La experiencia me ha dicho que es todo lo contrario. Lo único que hay que hacer es cambiar el “chip” mental, y lanzarse. Es algo parecido a la situación de una reunión o tertulia en la que se juega a las “películas”. Uno se adapta, hace un poco el tonto y todos se divierten.

    Este programa puede utilizarse para planear un curso completo de teatro o para apoyar el montaje de una actividad que se va a realizar un trimestre, por ejemplo, que consiste sólo en el montaje de una obra.

Asistentes y temporalización.-

    El número de asistentes puede variar muchísimo. Si son pocos son más fáciles de manejar, pero yo he trabajado hasta con 40 a la vez (con un solo monitor). Depende de la habilidad, recursos, implicación del público, etc. Vamos, lo de siempre.

    La duración de las sesiones va desde media hora, hasta hora y media.

    Es importante hacer varias cosas en cada una de las sesiones. La variedad ayuda a no aburrirse o bloquearse. También es importante tener pensada alguna actividad más de las que cabrían en un día, por si alguna no sale como se había previsto y tener un recurso. Los juegos se pueden repetir, alterando circunstancias de tiempo.

Material.-

    No hace falta nada especial. Se puede trabajar en el suelo pelado, con una silla, con papeles de periódico o con lo que se quiera. La experiencia irá desarrollando la inteligencia para buscar materiales que se puedan usar.

    Si es interesante disponer de un reproductor de música (ya no se dice cassette, que ya no quedan casi), pues ayuda a moverse poner y quitar música.

    Yo tengo un par de baúles con ropa vieja, objetos variados y alguna que otra chorrada que usamos en las sesiones.

Obras para representar.-

    Este es uno de los apartados más difíciles, porque no es fácil disponer de buenos textos y porque hay que adaptarlos a los actores que se tienen (cuando lo normal es lo contrario). Va a depender de si el grupo es numeroso (¡más difícil!) o no, si son sólo chicos o chicas, etc.

    En este sentido pongo a disposición del que quiera varias obras que he escrito, adaptado o recopilado de por ahí. Algunas son para los ensayos (situaciones breves) y otras más largas, para grandes montajes. Todas han sido llevadas a escena con muy pocos medios, o sea, que se pueden hacer y han salido bien.

    Las obras escritas por mí están registradas, pero doy permiso para pillarlas y modificarlas a todo aquel que quiera.

    En este archivo pongo un breve resumen, algún acto y las principales características. Todo el que quiera el texto completo sólo tiene que pedírmelo y se lo mandaré vía correo electrónico, sin más compromiso que luego me cuente qué tal ha salido. En este sentido, me pueden preguntar también por detalles técnicos o de desarrollo.

    Mi dirección es: carricerocomun@yahoo.es y me llamo Felipe.

¡Suerte!, y mucho ánimo.

    *    *    *

ACTIVIDADES

ESPACIO-GRUPO

– ANTES DE ENTRAR
Antes de entrar al espacio de trabajo, se les pide a los alumnos que traten de imaginar qué hay detrás de la puerta. Colores, formas, objetos, colocación, tamaños…, y que lo almacenen en su memoria.

– OS PRESENTO A VUESTRO ESPACIO
Ya dentro, el profesor, mientras recorre el espacio, describe sus detalles principales, como presentando un amigo a los alumnos. Éstos van recopilando la información que utilizarán en el siguiente ejercicio.

– DESCUBRIMOS EL ESPACIO
Los alumnos recorren individualmente el espacio, comparando su imagen inventada, la que ha relatado el profesor y la real, utilizando todos sus sentidos.

– DESCUBRIR LOS OBJETOS
Se disponen los objetos en tres montones, según la clasificación, intentando evitar cualquier nexo de unión entre los objetos y sus dueños. El grupo se divide en tres grupos, y cada uno se dirige a un montón para investigar los objetos. Estamos ante una propuesta global, por lo que se deben considerar todos los aspectos sensoriales, de grupo, corporales, sonoros, e interpretativos. Buscarle no sólo una clara definición y un uso evidente, sino su sonido, su sabor, su tacto… Los tres grupos han de pasar por los tres montones.

– EL NO-OBJETO
Se trabaja con el grupo de objetos cotidianos. Un voluntario escoge un objeto y, ante el grupo, escenifica su uso habitual, sin utilizarlo físicamente sino mímica e imaginariamente. Cuando el grupo ya sabe lo que es, el voluntario coge el objeto y repite la escena. Tanto él como el grupo, investigan y descubren las diferencias de representación entre ambas escenificaciones, e intentan determinar los rasgos principales que lo hacen fácil o difícil de representar.

– CAMBIO DE USO
Se trabaja con el grupo de objetos extraños. En círculo, cada alumno elige un objeto y lo transforma usándolo de distintas formas.

– SOY UN… SOY UNA…
A la voz de '¡Ya!' del profesor, cada alumno adopta la posición, actitud y en su caso movimiento y sonido de una persona animal o cosa. El profesor, tras varios segundos de acción libre, va preguntando uno por uno qué está representando. Se repite un par de veces.

CUERPO-MOVIENTO

– SALUDOS CORPORALES
Los alumnos andan por el espacio: Se saludan presentando a los demás partes del cuerpo de las que estén orgullosos, les resulten curiosas o, simplemente, les apetezca presentar a otros miembros del grupo.

– ANDAR
Se ‘reaprende’ a andar. En esta primera sesión, los alumnos van a transformar su forma natural de andar como acto inconsciente, en un ejercicio de gimnasia consciente. Es decir, necesitan saber y ser conscientes de cómo andan, para poder modificarlo a mejor. Para ello, el profesor se tomará su tiempo en mostrar ejemplos extremos a partir de los que situar su forma de andar. ‘Generalmente, tendemos a arrastrar los pies, utilizando poco más que el talón para andar por lo que, sin más remedio, debemos cargarnos de hombros para equilibrar el cuerpo y que la tendencia de los pies no nos haga caer de espaldas. Si, por el contrario, somos de los que parece que andamos a saltitos sobre las punteras, el equilibrio se precisará al contrario y tenderemos a ir mirando al cielo de forma a veces ostentosa, a veces ridícula. La posición normal de equilibrio en la que, como prueba habitual, podríamos andar tranquilamente con un libro en la cabeza sin temor a que se cayera, se consigue nada más y nada menos que utilizando todas las partes del pie por igual. Y como dice la máxima, ‘Debemos conseguir el máximo efecto con el mínimo esfuerzo’. Si trabajamos con igual intensidad todos los músculos y huesos del cuerpo, podremos sacarle el máximo rendimiento sin agotarnos. Si reducimos esquemáticamente el pie a tres partes, deberíamos apoyar el paso con el talón, equilibrarnos en la planta y utilizar los dedos del pie para impulsar el siguiente paso. De esta manera, de forma automática y natural, el cuerpo se autoequilibra y tendemos a colocar piernas, cadera, columna y cabeza en la posición erguida natural, sin que ello resulte un esfuerzo añadido.’ Aún quedarían muchos otros elementos por depurar, de los que se verán algunos en futuras sesiones pero, esta técnica, a base de la repetición del simple ejercicio de andar conscientemente, puede provocar grandes y buenos resultados. Antes de que el grupo comience a andar por el espacio, hay que advertir que nadie debe modificar su forma de andar hasta que no tenga claro de forma absolutamente consciente, cómo anda en ese momento. Poco a poco, se intentará de forma consciente modificar a mejor esa forma de andar hasta que, tras incesante entrenamiento, se convierta de nuevo en nuestra forma de andar natural, y sea inconsciente su práctica.

SONIDO-VOZ

– LLENAR EL ESPACIO
Se pide al grupo que experimente la posibilidad de llenar el espacio con la voz. Al tiempo que los alumnos emiten lo que se explica más adelante, deben imaginar que la voz es un líquido que intenta llenar el espacio. Tras cada prueba, todos a la vez, deben señalar hasta qué altura creen haber llenado de 'líquido' el espacio. 1º: Una 'A' mantenida, mientras el profesor mantiene su brazo en alto. 'AAAAAAAA'. 2º: Una palabra aguda, prolongando la última sílaba hasta la señal del profesor. 'Monitoooooor'. 3º: Una frase completa, todos al mismo ritmo. 'No-me-gus-ta-gri-tar'. Con este ejercicio se pretende simplemente ser conscientes de la capacidad sonora personal y del grupo. Se vuelve a repetir al final de las sesiones, para ver los avances.

– RESPIRACIÓN 1
Es evidente que en una sesión de dos horas, es imposible modificar hábitos de conducta inconsciente como la respiración. Sin embargo, trabajaremos desde la Gimnasia Consciente para intentar mejorar nuestra respiración. Lo primero será que cada miembro del grupo sea consciente de como respira de forma natural. ¿Utilizamos sólo la parte alta del pecho? ¿Sentimos trabajar el diafragma? ¿Hasta dónde nos empuja el aire de los pulmones? ¿Siento la respiración en el pecho, el estómago, el vientre…? Para ello, deberemos tomar respiraciones profundas con las que determinemos si utilizamos el diafragma de forma correcta, si sólo respiramos frontalmente y no abrimos la caja torácica de forma lateral o dorsal o, si por el contrario, utilizamos todo el cilindro de nuestro cuerpo para tomar aire. (Es muy posible que haya miembros del grupo a los que les cueste ser conscientes de su forma de respirar, o que 'elijan' una al azar. Por eso conviene repetir esta primera fase siempre que se comience con ejercicios de profundización o perfeccionamiento). Una vez concienciados de nuestra respiración inconsciente, vamos a ir trabajando poco a poco para completar el uso de todo el aparato respiratorio hasta ser conscientes de que todo el cilindro torácico se expande y contrae en la inspiración y espiración. El primer paso lo daremos intentando 'bajar' la respiración frontal. Sin forzar, como si oliéramos un perfume, debemos intentar que poco a poco el aire llegue a presionar cada vez más abajo en nuestra caja torácica hasta notar que llega hasta el vientre. Es interesante que cada cual note su respiración y para ello, puede colocar su mano fuerte en su pecho, estómago y vientre, hasta sentir 'dónde tiene su respiración'. No es necesario aclarar que es un proceso largo y que es interesante mostrarlo en la sesión pero se debe pedir a los alumnos que repitan estos ejercicios en otros momentos y, a ser posible, de forma diaria.

– PRESIÓN Y ROTACIÓN
La relajación es imprescindible en toda sesión de voz. Por parejas. 'A', tumbado en el suelo boca arriba, con las piernas estiradas sin cruzar y los brazos paralelos al cuerpo, respira de forma natural, como si estuviera oliendo un perfume. 'B', recorre sus piernas y brazos, desde los extremos hasta su unión con el tronco, ejerciendo tramo a tramo una presión con sus manos como si fuera a amasar, manteniendo la presión durante tres o cuatro segundos, y soltando suavemente. Cuando ha presionado bien toda la longitud de las cuatro extremidades, relaja sus articulaciones, haciendo giros con sus tobillos, rodillas, caderas, muñecas, codos y hombros. Siempre muy suavemente, sujetando bien las articulaciones y procurando girarlas en ambos sentidos. Por último, hace lo propio con la articulación del cuello, siempre sujetando bien la cabeza y presionando ligeramente las sienes. 'A' y 'B' intercambian papeles.

– TONO-REGISTRO-MATIZ
Para descubrir las tres cualidades esenciales, las explicamos y equiparamos a algo tan cotidiano como la comida. El Tono, o volumen, será la cantidad de alimento que tomemos (mayor o menor fuerza del sonido, medido en decibelios). Una alita, un muslito, la pechuga, un pollo entero, o una docena de pollos. El Registro es lo mucho o poco que lo cocinamos (agudo o grave en el sonido que es lo que marca la tesitura de una voz). Vuelta y vuelta, sofrito, cocido, asado, churrascado. El Matiz, es la salsa que le añadimos (la intención o sensación del sonido). Su propio jugo, dulce, agridulce, salada, amarga… Cada elemento lo representamos con una pelota de distinto color. Nos colocamos en círculo y, comenzando sólo con una, la lanzamos unos a otros, diciendo el nombre del alimento que vamos a comer: '¡Pollo!' '¡Arroz!' '¡Sardinas!' A la vez que nombramos el alimento, jugamos con el tono. Podremos decir sardina muy bajito porque sólo comamos media, o tan alto como podamos pues nos vamos a empachar. Cuando la pelota está en juego, se añade la segunda, diciendo al lanzarla el modo en que hacemos el alimento. Desde un 'churrascado' muy grave, hasta un 'vuelta y vuelta' muy agudo. Por último, se añade la tercera pelota que, al lanzarla, irá acompañada del nombre de la salsa que usemos, y dando un matiz diverso a nuestra palabra. Desde un 'tomate' alegre, hasta una 'bechamel' suave, pasando por una 'salsa agridulce' irónica. Se pueden seguir añadiendo más pelotas de cualquiera de los tres colores.

– EL DIRECTOR
Por parejas. Uno dirige al otro, jugando con las tres cualidades del sonido, mientras habla de cualquier cosa. Cambio de papel y de pareja.

– EXPOSICIÓN SONORA
El profesor, ofrece a los alumnos instrumentos, objetos o recursos sonoros cuyas cualidades sean interesantes, contrastadas o, al menos, novedosas o curiosas para el alumno. Primero los irá presentando uno a uno y después, los alumnos seguirán redescubriéndolos por ellos mismos.

IMPROVISACIÓN-INTERPRETACIÓN

– LOS BARCOS
Tríos y un voluntario que queda libre. En los tríos, dos se cogen las manos con los brazos estirados. Son el barco. El tercero se queda entre ambos. Es el marinero. El voluntario puede gritar ‘Marinero’, ‘Barco’ o ‘Maremoto’. Si ‘Marinero’, se mueven los marineros en busca de otro barco. Si ‘Barco’, son los barcos los que tienen que buscar nuevo marinero. Si ‘Maremoto’, se disuelven los tríos y se vuelven a formar distintos barcos con marineros distintos. Cada movimiento da la oportunidad al voluntario de entrar en la dinámica y lograr que otro quede fuera de los cinco barcos, siendo éste ahora quien elige la palabra.

– QUÉ VAMOS A SER
Dos grupos, uno en cada extremo del espacio. El juego se basa en el siguiente verso que repiten ambos grupos, rítmicamente, según se van acercando al centro del espacio: ‘¿Qué vamos a ser? ¿Qué vamos a ser? ¿Qué vamos a ser? ¡Un, dos, tres!’ Antes de decir el verso, cada grupo decide ser uno de estos tres animales: ratón, gato o elefante. Cuando los dos grupos están próximos en el centro del espacio, al acabar el verso, adoptan el gesto del animal escogido. El gato atrapa ratones, el elefante gatos y los ratones elefantes. Reacción rápida. Si son captores han de coger a sus víctimas para convertirlas en miembros de su equipo; si son víctimas, han de huir hasta su ‘casa’ antes de ser atrapados.

– UN PERSONAJE, UNA FRASE
Cada alumno, en círculo, piensa en un personaje genérico. Un padre, un cura, una niña, un futbolista, una doctora… El profesor plantea un estado de ánimo. Cada alumno, por turno, muestra con una sola frase, ese estado de ánimo según el personaje que haya escogido. ‘Qué diría una madre enfadada, qué diría un cantante triste…’ Tras tres o cuatro rondas, todo el grupo trata de adivinar el personaje de cada uno.

– EL PORTERO
Dos grupos uno en cada extremo del espacio y colocados en fila. El primer alumno del grupo ‘A’, a la voz de ‘¡Ya!’ del profesor, realiza una acción totalmente libre, con o sin sonido… El primer alumno del grupo ‘B’, debe parar ese ‘penalti’, reaccionando de inmediato con una respuesta o complemento de la acción de ‘A’. Una vez ‘parado’ el penalti, ambos se van al final de la fila contraria para, cuando les toque, realizar la función opuesta. Se pueden dar varias vueltas al grupo.

– LA LLAMADA
Se colocan frente al grupo una silla y un teléfono -real o imaginario-. Voluntariamente, los alumnos cogen distintas llamadas reaccionando a los planteamientos del profesor en el momento de descolgar. ‘Recibes una mala/buena noticia’ ‘Un amigo que viene mañana’…

– MEMORIA AFECTIVA
Por parejas, sentados frente a frente, mostrando siempre el rostro a la pareja, se dirige la mirada hacia el infinito. El profesor dice una palabra que coincide con un estado de ánimo, apoyándola con una música que pueda potenciar esa sensación. Los alumnos, evitando cualquier gesto, palabra o sonido, interiorizan las palabras que dice el profesor, y las ‘lanzan’ a su pareja, sintiendo mutuamente la sensación que les está provocando. ‘Miedo – Alegría – Tristeza’.

– VAMPIROS
El grupo se desplaza por el espacio con ojos cerrados. El profesor tocará a uno en la cabeza y, en ese instante, se convertirá en vampiro. Este vampiro, con ojos cerrados, irá buscando víctimas a las que convertirá en vampiros presionándoles ligeramente con las manos en los hombros. La cadena se va ampliando y habrá momentos en que los vampiros se muerdan entre si, provocando que algún vampiro se vuelva a convertir en persona. La transformación en vampiro es dolorosa y se debe mostrar con gritos o alaridos. La transformación de vampiro a ser humano es placentera y hay que demostrarlo de forma sonora. El profesor determina el final, haciendo que abran los ojos.

– INTERROGATORIO
Por grupos, uno hace de interrogado y los demás de interrogadores. El interrogado elige un personaje al que representar. Los demás le comienzan a realizar preguntas de cualquier índole. El personaje tiene que responder a cada una de ellas sin dilaci¾n y sin dudas en sus respuestas, como si realmente fuera el personaje y, obviamente, conociera todos sus secretos. Se cambian los papeles.

– EL ARCA DE NOÉ
Cada alumno se sitúa en el espacio y escoge mentalmente un animal al que representar. Cuando el profesor dice ‘¡Ya!’, los alumnos comienzan a evolucionar lo más adecuadamente a su personaje elegido, utilizando el movimiento, el gesto, el sonido… El objetivo no es sólo realizar la propia interpretación, sino improvisar las reacciones al interaccionar con otros animales. El profesor mantiene la actividad hasta que lo considere oportuno.

– HISTORIAS MÍNIMAS
Un voluntario coloca en el centro de la sala un elemento (persona o cosa) de manera estática. Otro alumno voluntario, el 'narrador', cuenta una historia mínima condicionada por este elemento. Se repite de la misma forma, pero esta vez son dos o tres los voluntarios que colocan dos o tres elementos de forma sucesiva y completando lo que hayan colocado ya en el espacio. Las historias son cada vez más complejas y cada alumno puede aumentar, corregir o completar la historia que en cada ocasión cuenta un 'narrador' distinto.

– A PARTIR DE… ¡AHORA!
Utilizando una música muy rítmica como detonante, el profesor pide a los alumnos que se desplacen por el espacio interaccionando con el propio espacio, los objetos y el resto de alumnos. Deben cambiar el ritmo, la intensidad y dirección de sus desplazamientos, saltando, agachados, arrastrándose, solos, en parejas, en grupos… De repente, sin previo aviso, el profesor corta la música y los alumnos deben pararse en seco. En foto. El profesor dejará 5 ó 10 segundos de reflexión para que cada alumno sea consciente de qué posición  ha adoptado y en qué lugar y con quién está. Entonces el profesor dirá '¡Ahora!' En ese momento, cada alumno, dependiendo de la posición, actitud, grupo…, de su foto, comenzará a improvisar una escena en la que no podrá salir de su entorno espacial ni contactar con alumnos con los que no estuviera de alguna manera en contacto durante la foto. Se repite la dinámica tantas veces como el profesor crea oportuno.

Por ejemplo…

Si alguno quiere aportar sugerencias o quiere más ideas, lo de antes; que me escriba a carricerocomun@yahoo.es (Felipe)

Un saludo

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *