Como motor para mi trabajo

Como motor para mi trabajo Opus DeiPatricia Martínez. Monterrey, México. La formación cristiana que recibo es el motor que, cada día, me impulsa a hacer el trabajo por amor de Dios, sabiendo que soy hija suya.

Dirijo una academia de ballet y me he dado cuenta de que también a través de la danza como expresión del espíritu, se puede llegar a ser santo. En la academia busco formar a las niñas en disciplina, fortaleza, templanza, constancia, tenacidad. Me ilusiona ayudar a las alumnas a crecer en forma sana. Con el tiempo he constatado que estas niñas han destacado en sus estudios, y, en un futuro no muy lejano, me gustaría poder decir que también han llegado a ser virtuosas y que aman mucho a Dios.

Vota esta noticia