Soy supernumeraria porque no imagino mi vida sin el sentimiento de hija de Dios

Te felicito por tu sólida base para argumentar el espíritu del Opus Dei.
Soy Supernumeraria, porque no imagino mi vida sin el sentimiento de hija de Dios que caló profundo en mi alma desde que conoci la Obra. Siempre fui católica, pero quiero ser ¡santa!. Parece locura, pero no lo es. Sé que me falta mucho, mucho, pero mientras trato, santificaré mis momentos en la vida, lo cual es bastante en un mundo que necesita mucho AMOR y valores.
Sé que este Blog es sobre el Opus Dei y me gustaría mucho que la gente que no conoce la Obra sepa que no somos raros, ni cerrados, ni beatos, ni masoquistas u otros apelativos que he refutado con orgullo.
Sólo somos seres humanos que queremos hacer lo mejor posible en nuestras vidas, por amor a Dios, sirviendo a los demás y tratando de alegrar a otros con nuestro “descubrimiento” de que hay un Dios maravilloso que nos quiere mucho y que no nos deja nunca solos. ¿No basta esto para sentirse bastante mejor? Yo estoy segura que sí.
Saludos a todos.

Gracias por tu testimonio.

Efectivamente, la filiación divina, saberse y sentirse hijos de Dios, es algo fundamental en el espíritu de la Obra. Es lo que da tranquilidad, paz y sosiego en todo momento: Dios es mi Padre y me quiere con infinito amor, aunque le falle me perdonará siempre.

Las personas de la Obra -como muchos otros cristianos- procuramos recordar a todos, que los cristianos hemos de ser santos. No sólamente buenas personas, sino personas santas: personas que amen de veras a Jesucristo y vivan cerca de Él.

Este ideal es inasequible e inalcanzable para todos nosotros, porque es una aspiración muy radical: parecerse a Jesucristo. Pero tenemos la confianza puesta en Dios, que es Nuestro Padre y siempre nos va ayudar.

Si confiásemos en nuestras propias fuerzas, desembocaríamos en una tristeza asombrosa. Pero, como confiamos en Dios, el alma se llena de paz y confianza.

Esto está mejor explicado en: ¿Cuál es el espíritu del OpusDei?

Vota esta noticia