¿Prelatura personal del Papa?

¿POR QUÉ EL OPUS DEI ES UNA PRELATURA PERSONAL DE PAPA? ¿ POR QUE ACUMULA TANTO PODER, SI SIMPLEMENTE ES UNA FORMA DE LLEGAR A DIOS, LA AMBICIÓN NO TENDRÍA QUE TENER LUGAR?
El Opus Dei no es algo "personal" del Papa, sino de toda la Iglesia. Depende directamente de la Congregación para los Obispos y en cada diócesis tira del carro en la misma dirección que los obispos diocesanos.

No acumula poder: ¿de dónde sacas eso? En otros lugares de esta página se tratan detenidamente esos temas. Espero que puedas leerlos, o comprobarlo por ti mismo.

Quizás hay un malentendido con el nombre técnico: prelatura "personal" no quiere decir que el "dueño" de ella es una persona, en este caso el Papa. "Personal", jurídicamente, quiere decir que es una circunscripción eclesiástica a la que no se incorporan los fieles por el domicilio o territorio, como en las circunscripciones territoriales.

Vota esta noticia
 

¿Los cristianos no católicos o los no cristianos pueden pertenecer a la Prelatura?

Los cristianos no católicos y las personas de otras religiones no pueden pertenecer a la Prelatura, pero pueden cooperar con el Opus Dei, si lo desean. Los cooperadores rezan por el Opus Dei y colaboran —con su trabajo y sus limosnas— en las labores educativas y asistenciales promovidas por fieles de la Prelatura en todo el mundo. Actualmente, son cooperadores del Opus Dei cristianos ortodoxos, anglicanos, luteranos, así como judíos, musulmanes, budistas, y también personas que no profesan ninguna religión.

Vota esta noticia
 

El Opus Dei, en pocas palabras

El Opus Dei es una Prelatura personal de la Iglesia católica. Fue fundado en Madrid el 2 de octubre de 1928 por San Josemaría Escrivá. En la actualidad, forman parte del Opus Dei de 80.000 personas de los cinco continentes. La sede –con su iglesia prelaticia– se encuentra en Roma. El Concilio Vaticano II recordó que todos los bautizados están llamados a seguir a Jesucristo, a vivir y dar a conocer el Evangelio. La finalidad del Opus Dei es contribuir a esa misión evangelizadora de la Iglesia, promoviendo entre fieles cristianos de toda condición una vida plenamente coherente con la fe en las circunstancias ordinarias de la existencia humana y especialmente a través de la santificación del trabajo.

Para alcanzar ese fin, la prelatura del Opus Dei proporciona formación espiritual y atención pastoral a sus propios miembros y también a muchas otras personas.

A través de esa atención pastoral se estimula a llevar a la práctica las enseñanzas del Evangelio, mediante el ejercicio de las virtudes cristianas y la santificación del trabajo. Santificar el trabajo significa, para las personas del Opus Dei, trabajar según el espíritu de Jesucristo: realizar la propia tarea con perfección, para dar gloria a Dios y para servir a los demás, y contribuir de este modo a santificar el mundo, haciendo presente el espíritu del Evangelio en todas las actividades y realidades temporales.

Los miembros del Opus Dei realizan personalmente su tarea evangelizadora en los distintos ámbitos de la sociedad en los que se desenvuelven. En consecuencia, la labor que llevan a cabo no se limita a un campo específico, como la enseñanza, la atención a enfermos o la ayuda a discapacitados. El Opus Dei se propone recordar que todos los cristianos, sea cual sea la actividad secular a la que se dediquen, han de cooperar a solucionar cristianamente los problemas de la sociedad y deben dar testimonio constante de su fe.

Vota esta noticia