Organización económica del Opus Dei

¿Hay algún presupuesto, cuenta de resultados o similar que sea pública? ¿Cuál es la personalidad jurídica civil del Opus Dei? ¿Y los Centros y demás actividades?

 

1. ¿Hay algún presupuesto, cuenta de resultados o similar que sea pública?
El Opus Dei lleva una contabilidad oficial, en libros legalizados, conforme a lo previsto en los acuerdos entre la Iglesia y el Estado. Se trata de una contabilidad muy sencilla: ingresos por donativos y los gastos ya mencionados (supongo que el contable tendrá algún otro trabajo, porque estas operaciones se cierran rápido). Nada de inversiones financieras, ni clientes, ni fondos de maniobra, ni regularizaciones… Pero claro, el Opus Dei es una entidad de la Iglesia Católica, no una S.A.: si se va al Registro Mercantil no se encontrará depositada.

2. ¿Cuál es la personalidad jurídica civil del Opus Dei?
El Opus Dei forma parte de la estructura de la Iglesia, y por eso la personalidad jurídica civil se encuadra civilmente en el ordenamiento jurídico de cada país. En España, el Opus Dei goza de personalidad jurídica civil por aplicación del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español sobre Asuntos Jurídicos de 1979. A efectos fiscales, el régimen de la Prelatura es el propio de una entidad religiosa (Artículo IV del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español sobre Asuntos Económicos de 1979, y Disposición adicional 5ª de la Ley de Fundaciones de 1994).

3. ¿Y los Centros y demás actividades?
Las centros tienen la naturaleza civil y profesional que les corresponde, y persiguen fines educativos, culturales, asistenciales, de promoción humana o interés social, en todos casos coherentes con la finalidad espiritual del Opus Dei. Son iniciativas, a las que el Opus Dei simplemente presta una específica asistencia pastoral, es decir, provee de sacerdotes para que atiendan espiritualmente a todas las personas que libremente lo deseen. La responsabilidad jurídica y económica corresponde a la entidad que ha promovido esa tarea: una asociación, un Colegio Mayor, etc., que tiene sus órganos de gobierno, lleva su propia contabilidad y tiene los mismos derechos y deberes que cualquier otra entidad de las mismas características.

Vota esta noticia