Me estoy acercando a la Obra

Recibsan en primer lugar mis mas cordial saludo. Soy una persona que no es de la obra pero me estoy acerrcando mucho a ella. he encontrado muchas paginas que hablan mal de l Opus Dei. Confieso que algunas veces me pusieraon en duda michas cosas que se decian ahi, justamente por no saber. Sion embargo, personalmente he comprobado que el Opus Dei ha cambiado mi vida, me hizo dar cuanta que era un cristiano solo de nombre y ahora puede decir con satisfacción que mis cristianismo no solo es una etiqueta. Ahora vivo plenamente mi vida dedicando mi trabajo a Dios. Noto ahora que hago mejpor als cosas y con mas optimismo.

Dijo Jesús que no es el discípulo más que su Señor, y que del mismo modo que le habían perseguido a Él, perseguirían a los que le siguiesen.

Las falsas acusaciones contra los cristianos datan… del minuto cero. Y desde entonces no han parado. Pero no por ello hay que dejar de decir la verdad, bien alta si hace falta.

Y rezar por los murmuradores… porque acaban recapacitando muchas veces, gracias a Dios.

Vota esta noticia
 

Me estoy acercando a la Obra

Recibsan en primer lugar mis mas cordial saludo. Soy una persona que no es de la obra pero me estoy acerrcando mucho a ella. he encontrado muchas paginas que hablan mal de l Opus Dei.

Confieso que algunas veces me pusieraon en duda michas cosas que se decian ahi, justamente por no saber. Sion embargo, personalmente he comprobado que el Opus Dei ha cambiado mi vida, me hizo dar cuanta que era un cristiano solo de nombre y ahora puede decir con satisfacción que mis cristianismo no solo es una etiqueta. Ahora vivo plenamente mi vida dedicando mi trabajo a Dios. Noto ahora que hago mejpor als cosas y con mas optimismo.

Dijo Jesús que no es el discípulo más que su Señor, y que del mismo modo que le habían perseguido a Él, perseguirían a los que le siguiesen.

Las falsas acusaciones contra los cristianos datan… del minuto cero. Y desde entonces no han parado. Pero no por ello hay que dejar de decir la verdad, bien alta si hace falta.

Y rezar por los murmuradores… porque acaban recapacitando muchas veces, gracias a Dios.

Vota esta noticia