¿En que os diferenciais de los kikos, de los legionarios, etcetera?

Dos preguntas: ¿En que os diferenciais de los kikos, de los legionarios, etcetera?; ¿acaso no basta con las parroquias? ¿no pensáis que podeis quitarles fuerza? 
El hecho de que existan otras realidades pastorales no tiene por qué restar nada a las parroquias. Es un hecho comprobado que sucede al revés: muchas parroquias se sienten apoyadas por gentes pertenecientes a estas iniciativas eclesiales, que animan y echan una mano en toda la vida parroquial.

Las diferencias entre el Opus Dei, el camino Neocatecumenal, los Legionarios de Cristo, etc. son muy variadas. Pero es mucho también lo que les une: como a todos los miembros de la Iglesia. Si no conoces nada de estas instituciones, te animo, por ejemplo, a visitar sus páginas web, para que los conozcas mejor.

Aquí copio un reciente testimonio de Juan Pablo II, en su último libro "¡Levantaos! ¡Vamos!":

«He mantenido la cercanía a varias iniciativas nuevas en las cuales sentía el soplo del Espíritu Santo. Sin embargo, tan sólo al llegar a Roma he encontrado el Camino neocatecumenal y el Opus Dei, que erigí en Prelatura personal en 1982. Son dos fenómenos eclesiales que suscitan un gran empeño entre los laicos. Ambos han nacido en España, un país que tantas veces a lo largo de la historia ha dado un impulso providencial a la renovación espiritual. En octubre de 2002 tuve la alegría de declarar santo a Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, sacerdote ejemplar y apóstol de los laicos para los nuevos tiempos».

Vota esta noticia