¿Por qué no llevan un hábito o al menos un distintivo que los identifique?

Cuando un religioso se presenta o firma un artículo, suele poner detrás la Orden a la que pertenece. ¿Por qué los del Opus Dei no hacen lo mismo? ¿Por qué no llevan un hábito o al menos un distintivo que los identifique? 
Como ya se ha dicho más arriba, está prohibido por los Estatutos del Opus Dei que los fieles oculten su pertenencia a la Obra. Y los familiares, amigos y compañeros saben perfectamente que ese pariente, amigo o compañero es del Opus Dei.

Sin embargo, los fieles de la prelatura no tienen ninguna razón para destacar o hacer pública su pertenencia sin venir a cuento, porque la búsqueda de la santidad es personal, un rasgo de su vida privada.

No llevan un letrero que diga "tengo una vocación divina para buscar la santidad en la Obra". Esto sería bastante repugnante para cualquiera: el que llevase el cartel y los que conviviesen con él.

Los fieles del Opus Dei no cambian de estado al incorporarse a la prelatura. Siguen siendo lo que eran: fieles corrientes, que humildemente tratan de buscar a Dios en sus ocupaciones diarias y en medio de sus errores personales. No tienen un estado canónico distinto al de cualquier hijo de vecino de cualquier diócesis.

Algunos piensan que los del "Opus" deberían identificarse con un cartel, pues están convencidos de que si no llevan ese cartel nunca se sabrá a ciencia cierta si son del "Opus".

En fin, seguro que aparecerían carteles falsos… y vuelta a empezar con el misterio. Por ser ecológicos y no gastar papel, quizá ahorraríamos bastante si esas pocas personas llevasen un cartel que dijese "busco a los del Opus".

Vota esta noticia