No es verdad que abandonar la Obra sea difícil

No es verdad que abandonar la Obra sea difícil, es bastante sencillo, ¡sencillísimo! Para entrar en la Obra uno tiene que solicitar la admisión y la Obra tiene que responder afirmativa o negativamente.
En la Obra se exige porque Jesucristo exige. Para dejar la Obra basta con un 'hasta luego' y ''plub'' automáticamente uno deja de sar de la Obra.

La mayoría persevera (gracias a Dios)y eso es comprobable. Las personas del Opus Dei procuran dejarse la piel por los demás, en eso tambien se exigen. La mayoría de las personas que dejan el Opus Dei, con el tiempo poden ser Cooperadores de la Prelatura. También es comprobable. Se de lo que hablo. ANIMO CON LA WEB.

He experimentado las mismas cosas que dices. Gracias por los ánimos.

Vota esta noticia
 

Tú afirmas que es fácil salir

Tu afirmas que es facil salir del Opus Dei; se ve que todavía no lo has intentado… Sé un poco coherente.

Dices simultáneamente que:

a) la mayoría de la gente se va de la Obra.

b) es muy difícil irse.

Creo que te falta lógica.

¿Cuántos de los promotores se han ido de tu web favorita "anti Opus Dei"? ¿Ninguno? ¿No será una secta peligrosa? ¿No será que es imposible largarse de allí? Yo no lo pienso así, que quede bien claro: me cae muy bien toda esa gente, aunque no estoy de acuerdo con algunas cosas y algunos procedimientos. Pero según tu manera de razonar, serían una "secta" y bastante rígida.

Sin embargo, es bastante fácil irse del Opus Dei: si, como dices, muchísimos se van, quiere decir que es más fácil irse que perseverar.

Y es de sentido común: es más fácil irse y dejar todos los compromisos, que son ciertamente muy exigentes. Jesucristo lo dice también varias veces en el Evangelio.

No te entiendo, yo veo todos los días que tengo muy fácil irme: me puedo marchar esta misma tarde y punto, sin más explicaciones. Puedo hacerlo y lo puede hacer cualquiera, si realmente piensa que lo mejor es irse: a no ser que sea un cobarde o le falte personalidad. Y en ese caso, francamente, a lo mejor hay que ayudarle a que cambie o se marche, y desde luego tendrá los mismos problemas dentro que fuera: pero por su culpa, por su falta de valentía.

Vota esta noticia