El trato a los que dejan la Obra.

He hablado personalmente con muchas personas que han dejado de pertenecer al Opus Dei, y personalmente no están muy enfadadas ni "rebotadas". Al contrario: están agradecidos por toda la formación que han recibido y por lo mucho que han aprendido.
Paralelamente en la mayoría de estas personas advierto otro punto en común. La forma en que son tratadas por los directores de la Obra: no pueden seguir frecuentando el centro (tiene que ir por otro, o por ninguno en una temporada); basta que sepan que una persona ha pertenecido a la Obra para que le impidan la entrada en un colegio Mayor de la Obra…etc…

Y esto no es por errores personales de personas concretas, sino por la dinámica institucional (está previsto cómo hay que tratar a las personas que dejan la Obra…pues hay un documento que lo explica detalladamente, etc…)

¿Qué hay de verdad en todo esto?; porque la Obra ayuda “a su manera” a la Iglesia, y es muy positivo que imparta medios de formación…pero, ¿por qué luego todo este tipo de tejemanejes?

PD: En estas páginas se deja claro que las personas de la Obra, como son humanas, se equivocan…Lo que voy observando es que la Obra poco a poco está empezando a reconocer sus errores, y a pedir perdón por ellos (como hace el Papa).

Empiezo por el final: eso no es de ahora. Tanto el fundador de la Obra como sus sucesores han dejado siempre bien claro que todos podemos equivocarnos y no sólo eso, sino que de hecho nos equivocamos. También es cierto que en el Opus Dei hay medios más que de sobra para corregir los errores, sean propios o sean ajenos. Hay mucho escrito sobre ese tema en este blog y no me extenderé más.

Y sobre el trato con personas que abandonan la Obra, comparto tu punto de vista, pero te aseguro que yo no he dado jamás la espalda a nadie, por el hecho de haber dejado la Obra. Al revés: me doy cuenta de que están necesitados de especial afecto. Lo cierto es que tampoco he visto nunca que (al menos delante de mí) alguien haya despreciado a estas personas. Hago memoria y… te aseguro que no lo he visto hacer.

Fíjate que, en tu primer párrafo, la fuente son personas reales de carne y hueso: das un testimonio vivido por ti. Y de los siguientes párrafos no nos dices la fuente, parece que es lo que tú te imaginas, o esa es la sensación que da. Y te agradezco la pregunta, que quede claro, no lo digo por quitarle sentido. En cualquier caso, describes una variedad de situaciones: los que van por otro centro, los que un tiempo son atendidos en otro lugar y luego van a un centro, y muchas más alternativas que hay y habrá, porque cada persona es distinta.

Imagínate que tienes que tomar tú la decisión de que una persona que abandona la Obra siga yendo por el mismo centro o vaya por otro centro. O incluso que, porque él lo pida u otra razón, sea preferible atenderle en lo que necesite de otro modo (puede haber razones para ello, piénsalo). Tienes que valorar varias cosas. Primero, elegir aquello que el interesado desee, lo que realmente le vaya a ayudar y le resulte más cómodo. Segundo, el efecto que puede causar en los demás (los de la Obra y los que no lo son), ante el hecho de que se pueda trivializar la pérdida de la vocación: una vocación divina no es una pulserita de Madrid-2012, como te puedes imaginar, que se quita y se pone. Y esto, sin juzgar las causas por las que una persona haya dejado la Obra, que sólo Dios conoce.

Este ejemplo que voy a poner es limitado, pero puede ayudar. Piensa en una parroquia: si el párroco decide colgar la sotana y largarse, pues seguro que nos dará mucha pena, hay que respetar eso, pero… ¿sería lógico que continuase trabajando en la parroquia, pongamos de jefe de cáritas, o algo similar? ¿No crees que sería chocante, al menos para algunos? Pues parecida es la sensación que puede quedar en un centro si una persona que hasta ayer era numerario sigue por allí, como si tal cosa. El mismo interesado se podría sentir incómodo.

Esta es la realidad que yo he visto, y también es la "dinámica institucional", te lo aseguro. Es un asunto delicado, en el que se procura extremar la caridad con las personas, por eso no hay dos casos iguales, ni reglas rígidas, ni las puede haber. Pero el hecho cierto es que, como tú dices, la inmensa mayoría no están "enfadados", sino "agradecidos".

Preguntas relacionadas:

  • Trato a ex-miembros.
  • No eres capaz de ver desde el otro lado.
  • Vota esta noticia
     

    La web contra el Opus Dei

    ¿Por qué en el apartado de enlaces sobre el Opus Dei no adjuntas la página contra el Opus Dei? ¿También versa sobre esa prelatura, no? ¿Qué opinas de lo que en ella se dice? Me escriben con alguna frecuencia personas que participan en esa página. A lo mejor me equivoco, pero a casi todos los que me escriben desde allí les veo amargados, pesimistas, rencorosos y tristes. Todo esto, suponiendo la buena voluntad, de la que me niego a despojarles, por lo menos a priori. Es difícil hablar con ellos. No suelen admitir el diálogo, ni razones: mi mundo para ellos no existe: no puede existir, no entra en sus esquemas. De verdad, es impresionante.

    Tengo mala experiencia con casi todos los lectores asiduos de esa página que me han escrito, y deduzco que esa web contribuye a forjar un tipo de personalidad muy curioso en algunos de sus lectores, que no he encontrado en ningún otro lugar. Dicho esto sin ánimo de ofender, porque les tengo a todos un gran aprecio y rezo por ellos y además creo que si piensan las cosas despacio, se podrán reconciliar.

    Suelo mantener diálogos interesantes con lectores de todo tipo, incluso de religiones no cristianas… menos con algunas de estas personas, que enseguida me miran por encima del hombro, me perdonan la vida, no se creen lo que les digo de mi vida: mi experiencia positiva ni siquiera la admiten: para ellos soy como un error de Matrix, algo que se escapa de su mundo perfecto. "Ya verás como tú también te sales", "no escribes tú, sino los que te mandan", "eres un mentiroso", etc.

    Uno de sus lemas (que ya ha sido borrado, quizá porque razonablemente se arrepintieron de haberlo sacado a la luz) era "aquí se admiten todas las opiniones menos las equivocadas". Y yo, ya lo ves, soy un pobre hombre, que tengo ideas equivocadas. Para ellos, mi vida feliz en la Obra es imposible; no es más que un error de Matrix. Soy idiota, y con la luz de la fe en sus testimonios y renegando de mi razón y de mis ojos, que ven todos los días otra cosa, llegaré a un conocimiento superior.

    He visto que se dan informaciones arbitrariamente incompletas: por ejemplo, artículos de prensa, rectificados luego, de los que ponen sólo el artículo, pero no la rectificación. Me da la sensación de que no buscan la verdad y eso me huele a chamusquina.

    También han tenido ya una sentencia contraria de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, por usurpación de dominio. Y el dominio que ahora usan aparece en la misma sentencia de la OMPI como probablemente ilegítimo. No creo que eso sea jugar limpio.

    Así cualquiera hace una página de denuncias. No sé si todos los que dicen haber sido del Opus Dei realmente lo fueron… pero de algunos de ellos se podría decir sin dudar que, gracias a Dios, se fueron.

    En fin: la serie de irregularidades, la poca altura intelectual, la abundancia de insultos, la escasa capacidad de diálogo, la ausencia de serenidad y, sobre todo, la falta de respeto por la verdad es para mí tan evidente, que ni me planteo poner ese enlace.

    Preguntas relacionadas:

  • Más sobre ex-miembros.
  • Vota esta noticia
     

    Cooperadores y fidelidad.

    Hola! Espero q hayas descansado esos 5 días q estuviste fuera..y también espero q estas sean unas preguntas de "altura" como nos pides a los lectores o al menos q sean diferentes..¿En el acto de la FIDELIDAD se prometen algunas cosas en particular (por ej. la corrección fraterna o la obediencia a los directores del centro en el caso de numerarios/as,..o algunas normas de piedad concretas como la lectura diaria del evangelio o el rezo del salmo 2 los martes,..etc?)¿ Es cuando las numerarias eligen y compran el anillo?¿ Cómo se hace una persona cooperadora? ¿Existe una pequeña ceremonia de nombramiento o se necesitan testigos? Gracias.
    Gracias a ti, antes de nada.

    El cumplimiento de las normas de piedad, aunque está implícito, no forma parte expresa del compromiso de la fidelidad. Sí, en cambio, la obligación de vivir la costumbre evangélica de la corrección fraterna, para que se conserve intacto por los siglos el espíritu del Opus Dei. Y con referencia expresa a la corrección fraterna que se debe hacer especialmente a los directores (o a las directoras): es un punto capital, prueba clara de amor y lealtad hacia la Obra. Y sí, en ese momento es costumbre tomar un anillo, como recordatorio del compromiso de amor que se acaba de contraer para toda la vida.

    Para ser nombrado cooperador no hay ceremonia alguna. Ten en cuenta que pueden ser cooperadores personas no católicas, y aun no cristianas. Se comunica el nombramiento, sin más.

    Sobre los cooperadores del Opus Dei, te voy a remitir a algunas páginas y textos donde hay completa información:

  • Los cooperadores del Opus Dei.
  • Sobre los cooperadores del Opus Dei, en la página oficial.
  • Palabras de san Josemaría sobre los cooperadores del Opus Dei.
  • Vota esta noticia
     

    Soy una “ex” bastante crítica

    Hola, me llamo Elvira, y soy una «ex» bastante crítica con la Obra. He visto muchas cosas que no me han gustado nada y también he visto cosas muy buenas, por eso, aunque parezca una incongruencia, soy cooperadora.

    No te escribo para preguntarte nada, sino para decirte que me gusta tu página, y que me admira la paciencia que tienes contestanto siempre a los mismos tópicos, aunque a veces te salgas por la tangente (como en la pregunta sobre el minuto heróico).

    Creo que respondes con honestidad, y que crees sinceramente lo que dices, aunque muchas veces no lo comparta. Te pongo mi dirección de correo, no porque espere respuesta, sino para que no quede esto como «un anónimo».

    Me suena fatal el apelativo "ex", qué le voy a hacer: para mi, y no sé tu historia, ni la quiero saber, eres alguien muy cercana. Y si todas esas cosas que te parecen mal, las dices a quien pueda arreglarlas, y rezas para que mejoren, ya redondeas.

    Gracias por los comentarios, también por las críticas, que me parecen constructivas.

    La respuesta sobre "el minuto heroico" se sale por la tangente, es cierto. Pero creo que es una ironía en clave de humor, que no engaña a nadie. Aunque a veces las ironías no se entienden bien, como ya veo. Gracias. Pongo aquí un texto relativo al "minuto heroico", para dejar todo claro:

    "El minuto heroico. —Es la hora, en punto, de levantarte. Sin vacilación: un pensamiento sobrenatural y… ¡arriba! —El minuto heroico: ahí tienes una mortificación que fortalece tu voluntad y no debilita tu naturaleza".

    Josemaría Escrivá, Camino, 206.

    Y para que todo quede en su contexto, cito aquí también otro punto de Forja:
    "La santidad tiene la flexibilidad de los músculos sueltos. El que quiere ser santo sabe desenvolverse de tal manera que, mientras hace una cosa que le mortifica, omite —si no es ofensa a Dios— otra que también le cuesta y da gracias al Señor por esta comodidad. Si los cristianos actuáramos de otro modo, correríamos el riesgo de volvernos tiesos, sin vida, como una muñeca de trapo.

    La santidad no tiene la rigidez del cartón: sabe sonreír, ceder, esperar. Es vida: vida sobrenatural".

    Josemaría Escrivá, Forja, 156.

    Vota esta noticia
     

    No eres todo lo sincero que debieras

    Me parece muy bien, todo el esfuerzo que haces por defender a una "causa" de la que formas parte;Lo que si noto es que, quiza,no eres todo lo sincero que debieras en tus respuestas,pues el defender una causa,no supone tener que defender a ultranza comportamientos que hasta tu mismo puedes desconocer. Con ello, no estoy diciendo que no tengas tus razones, pero si agradeceria un poco mas de "humildad" a la hora de contestar tus preguntas,porque ni todo es bueno en su totalidad,ni tampoco malo. (leer mensaje completo).

    Estoy de acuerdo contigo en casi todo lo que dices. Y constato, por eso, que no has leído este blog: hay al menos 17 veces (lo he buscado con el "Search de Blogger) en las que vierto opiniones idénticas a la tuya, acerca de los muchos fallos que tienen o pueden tener los miembros del Opus Dei.

    Y las cosas que dices al final que no te crees… pues te resultaría bastante fácil comprobarlas por ti mism@. Así saldrías del terreno de la duda, y entrarías en el de las certezas, al menos en esos puntos tan sencillos. Te animo a investigar y a enterarte bien de todo.

    Y gracias por tu mensaje, con el que, ya te digo, estoy casi totalmente de acuerdo.

    Vota esta noticia
     

    ¿No te saludan?

    Yo fuí numerario sufientes años, no llegué a hacer la Fidelidad. Porqué creen que los miembros de la Obra que te conocieron (no pocos), no te saludan cuando te ven? Asistí a la visita que hiciera Mons. Echevarria a Centro America, y ninguno de que conocí me saludó o se atrevió a verme a la cara. (A excepción de uno que por obligación me saludó en la puerta del establecimiento donde llegó el Prelado). La respuesta no la espero individual, ya que es algo que también me lo han preguntado otros ex-miembros "no resentidos" con la Obra que han visitado este blog.

    Yo saludo a todas las personas que conozco, con independencia de su itinerario espiritual. Y cualquier persona de bien, del Opus Dei o no, también lo hace. Está a la vista de miles de personas en todo el mundo, que lo comprueban diariamente. Lo sabes de sobra, y lo saben la inmensa mayoría de las personas que están en tu situación. Sólo están "enfadados" unos poquitos, y les da igual que los saludemos o no: se enfadan en los dos casos, porque están como cerrados y parece que todo lo envuelven en la tristeza y en el rencor. Me da mucha pena. Ayúdame a rezar para que Dios les ayude y quieran deshacerse de ese lastre que los atenaza.

    Hagamos lo que hagamos, todo es malo. Si no los saludas, dicen que los abandonas. Si los llamas o los saludas, dicen que les perseguimos sectariamente y no les dejamos en paz y te mandan a la porra, con la puerta en las narices. Hay acusaciones en los dos sentidos. Ya me dirás tú la solución. Personalmente, me duelen esas reacciones. Y me consuela observar que esa actitud es, gracias a Dios, muy minoritaria, por lo que veo todos los días.

    Lo del saludo "por obligación" dice algo acerca de la objetividad y de los juicios de intenciones. Tu pregunta equivale a que alguien te preguntase a tí: "¿Por qué fulanito no saluda a los de la Obra más que por obligación?"

    ¿A que fastidia? Pues que sepas que no lo digo en serio: lo digo para hacerte pensar. Te aprecio, comprendo que lo pasas mal, y me gustaría ayudarte. Miles de personas no merecen que les insultes de ese modo. Y por favor, escribe un email a alguien de la Obra en tu país, cuéntale lo que me cuentas a mí, y vuelve a escribirme, con el resultado. Ya que estás convencido de que te han tratado mal, ¿serás capaz de buscar la verdad y de corregir al que yerra valientemente, como nos mandó Jesús? Yo creo que sí. Si no has hecho eso, piénsalo, haces muy mal en calumniar, y esa mancha que lanzas, dificilmente se borra y Dios te pedirá cuenta. Alla tú.

    Vota esta noticia
     

    Temí encontrar una más de esas páginas ridículas.

    Muy bueno, temí encontrar una más de esas páginas ridículas, pero encontré algo por fin útil y serio. Igual errores tenemos todos verdad… lo que objetivamente se vea de malo en la Obra hay que corregirlo para que también podamos mejorar… Gracias Gracias a ti.

    Vota esta noticia
     

    ¿Porqué ya no has escrito más preguntas azules?

    ¿Porqué ya no has escrito más preguntas azules? ¿Porque dedicar tanto del tiempo, que tanto cuesta, a los sentimientos "tan personales" de una minoría? No dudo que haya "ex" pero habemos más que seguimos y somos muy felices y amantes de la libertad. Por eso te pido el regreso de las muuuy buenas preguntas azules y menos "ex" con tantos problemas, a los que igual encomendamos. ¿Por qué no escribo más preguntas azules? Y yo que sé. Porque no tengo tiempo, porque no me acuerdo… Ayúdame y mándame alguna.

    No me importa publicar todo tipo de mensajes. Sobre todo porque son "preguntas" hechas libremente, a las que respondo también libremente, aunque hay quien se considera con derecho a encarrilarme, descarriado de mí, pero paso, como ves.

    Me doy cuenta de que en esta página a veces aparecen acusaciones, interpretaciones sesgadas, personas inmaduras que tratan de re-escribir su vida y la de los demás, bajo un prisma que deforma la realidad. Son una minoría, tines razón. Pero yo, al menos, los quiero mucho, les agradezco de corazón todo lo bueno que hicieron por la Obra en sus años de entrega, y me gustaría que recapacitasen, se alcanzase la reconciliación, y que Dios les colme de una paz grande, ahora y luego por toda la eternidad. Todo el que ha dicho "no", ahora puede decir "sí": Dios no deja de buscarnos y de darnos su paz. Siempre es tiempo de amar. Siempre es buen momento de tirar los odios por la ventana. El odio corroe sobre todo al que lo lleva dentro: es un veneno que causa un sufrimiento grande, y que además puede tener continuación en el más allá, si uno no espabila: más vale tirarlo por la borda cuanto antes.

    Le pido a Dios que amemos a todos, sin dejar por eso de decir las cosas claramente, cuando haga falta, en defensa de la Iglesia, de la Obra y de la vida santa de miles de personas humildes y buenas (pienso en mi madre y en tantas otras personas del Opus Dei), que no merecen tales insultos y tales odios.

    Vota esta noticia