¿Podrias informar sobre el lugar que ocupa dentro del Opus Dei la mujer?

¿Podrias informar sobre el lugar que ocupa dentro del Opus Dei la mujer? Esto sin animo de feminista ni otra cosa que no sea querer informarme mas a fondo sobre la organizacion. Por tu repuesta y tiempo, Gracias.
Con mucho gusto. La mujer en el Opus Dei, como en toda la Iglesia en general, está llamada a las más altas cumbres de la santidad y del apostolado. Dentro del Opus Dei, las mujeres tienen sus propios órganos de gobierno, a nivel local, regional y central, llevados por ellas mismas.

Es un mito la solemne tontería de que la Iglesia Católica o el Opus Dei marginan a las mujeres. Sucede justamente al contrario.

Son las ideologías y los sistemas anti-cristianos los que intentan destrozar la dignidad a la mujer en todo el mundo. Puedes comprobar, sobre un mapamundi, que los países de tradición cristiana son los únicos en los que la mujer tiene plenamente reconocidos sus derechos. Son otros países los que tienen a la mujer sin todos sus derechos.

Por otra parte, en occidente, habría que pensar despacio si acaso las mujeres están explotadas y marginadas por los progres que trajeron la pornografía, los "progresistas" periódicos que se lucran con los anuncios de prostitución, la cultura del divorcio (que daña sobre todo a la mujer), la cultura de la muerte (que aboca a las madres, sobre todo a las más pobres, a renunciar a la vida de sus hijos antes de que nazcan, para que el macho ¿progresista? pueda seguir estando con todas las mujeres que le apetezca, pero sin compromenterse), los muy progres y millonarios empresarios de comunicación que se hacen de oro con las películas porno de pago en televisión, etc.

Preguntas relacionadas:

  • ¿Una mujer tiene el mismo lugar o puede llegar a tener el mismo lugar que un hombre dentro del Opus Dei?
  • Opus Dei ¿conservador o progresista? ¿y feminista?
  • Feministas y homosexuales.
  • ¿Elitista y antifeminista?
Vota esta noticia
 

Tamaral

Me interesa saber en k es Tamaral, x lo k e oido es del Opus Dei ¿es eso verdad? Otra pregunta si no es muxa molestia, una amiga mia va a Tamaral y m a dixo k es solo de chicas, ¿¿porque?? muchas gracias . 😉
No tengo ni idea de qué sea Tamaral, ni si tiene algo que ver con el Opus Dei. Y me imagino que será sólo para chicas porque les gusta más así. A lo mejor es un catering para cenas de ministras. Hay gente para todo. ¡Viva la libertad! Perdona que no te ponga muchos chirimbolitos como esos ;-( porque no controlo bien.

Vota esta noticia
 

¿Una mujer tiene el mismo lugar o puede llegar a tener el mismo lugar que un hombre dentro del Opus

una mujer tiene el mismo lugar o puede llegar a tener el mismo lugar que un hombre dentro del Opus Dei? hay grupos de mujeres?
Permíteme una observación importante, antes de contestar: en la Iglesia los cargos son un servicio y se ejercen con esa mentalidad: no hay poder, ni cuotas de poder. También en el Opus Dei. De modo que en el Opus Dei no se hace "carrera" aspirando a cargos más altos: los cargos son cargas, y se toman y se dejan con alegría.

Ahora, la respuesta a tu pregunta: las mujeres de la Obra tienen sus propios órganos de gobierno a nivel local, regional y central, formados por mujeres, claro.

Vota esta noticia
 

La dedicación de la mujer a las tareas del hogar.

Usted dice en algunas de sus respuestas que las labores demésticas son digas de admiración y un trabajo tan digno como cualquier otro, motivo por el que las mujeres del Opus no han de sentirse humilladas, ahora bien, por qué hay mujeres dedicadas a esas labores, tipo sirvientas, y no hay hombres o numerarios auxiliares que se dediquen esas labores o tareas de la casa. ¿Acaso las labores son un trabajo digno sólo cuando lo hace la mujer?

Es digno siempre, lo haga quien lo haga, eso está claro. Deberíamos respetar más lo que cada persona quiere hacer. Muchas mujeres están a gusto en esas tareas, que son, lo vuelvo a repetir, muy dignas. No veo por qué el Estado o quien sea tiene que meterse a decir lo que deben hacer los hombres o lo que deben hacer las mujeres. Que dejen en paz a la gente, mientras los trabajos sean dignos y se respete la libertad y los derechos de los trabajadores.

Donde no están a gusto las mujeres es en las redes de la prostitución y de la pornografía. En varios países hay grupos de comunicación muy famosos que se han forrado con la pornografía y siguen haciéndolo. Son muy progres, pero ya ves cómo tratan a la mujer. Y luego critican a la Iglesia. Vaya morro.

Vota esta noticia
 

Sacerdocio femenino.

¿No es una forma machista o estereotipada de tratar a la mujer el no tratarle igual que a un hombre dentro de la organización del Opus Dei? ¿Nos somos ante todo personas? ¿Cómo se justifica que las mujeres no tengan los mismos derechos al ejercer el sacerdocio que los hombres? El sacerdocio no es un derecho. Ni de los hombres ni de las mujeres.

Al pensar en el sacerdocio, conviene observar que fue todo idea de Jesús, no lo hemos inventado nosotros. Y tal y como fue instituido, así ha quedado y quedará: nadie en la tierra tiene poder para enmendar la plana al "inventor", que es Dios.

Otro equívoco: el sacerdote no es el representante de la comunidad. Es, por así decir, el representante de Cristo en la comunidad. Es un regalo de Dios a los hombres, no un cabecilla elegido por la "facción" mayoritaria de cada parroquia. Dios nos libre. Lo de las "facciones" queda para los políticos, que lo hacen muy bien (el pelearse entre ellos, me refiero, especialmente si son del mismo partido).

Y un último error, muy corriente: la posición del sacerdote no es de dominio o de poder. Al contrario. Es un servicio muy duro. Un cura español vive generalmente con unos 600 euros al mes (un poco más que el salario mínimo), trabaja todos los días de la semana, no tiene horarios, y se sacrifica continuamente por su gente. Nadie puede ver el sacerdocio como un "peldaño" para subir, como una reivindicación.

Vota esta noticia
 

Opus Dei ¿conservador o progresista? ¿y feminista?

Opus Dei ¿conservador o progresista? ¿y feminista? ¿qué opina de la mujer independiente, con estudios, que quiere salir adelante y en la que recibe ayuda del marido para las labores domésticas? ¿Hay parejas modernas de ésas en la Obra? ¿No lo considera Escrivá de Balaguer poco varonil y pueblerino? ¿Están a favor de que el hombre se encargue conjuntamente de la educación de los hijos, e incluso de la limpieza o de la comida?

La mujer que describes es la que, gracias a Dios, hay ahora mismo en la sociedad. Y también en el Opus Dei.

Me viene a la cabeza un caso que conozco, de un supernumerario que lleva la casa, y su mujer, que es psicóloga, trabaja en una institución sanitaria oficial. No es lo más corriente, ni en la sociedad de mi país, ni en el Opus Dei, pero se da, claro. ¿Por qué no?

Vota esta noticia
 

No hay esclavas en la Obra

Me han llegado algunos mensajes, que no pienso reproducir aquí, por considerarlos demasiado hirientes, en los que se habla de que las numerarias auxiliares son esclavas y su vida es muy triste.

Lo primero que he de decir es que esto no es cierto.
También hablé de este tema en:
Las numerarias auxiliares: indispensables
¿Qué decía el Fundador de las numerarias auxiilares?
¿Qué hacen las numerarias auxiliares?
El feminismo

Y, finalmente, quiero dar mi testimonio: estoy orgulloso de las numerarias auxiliares. Su trabajo me parece asombroso y muy necesario, para la buena marcha del opusdei. Porque hacen posible el ambiente de familia que hay en las casas de la Obra. Un ambiente este, extremadamente necesario, para la fecundidad de la labor que se realiza en las casas del “Opus“. Todos, también los chicos que vienen por el centro, se dan cuenta de la delicadeza de estas almas que están tan cerca de Dios.

Las numerarias auxiliares, con su extremado cuidado en los detalles y sus oraciones por todos los que vivimos en los centros, hacen posible nuestra fidelidad. Fidelidad que sería mucho más difícil de otra manera.

En una tertulia con San Josemaría, uno de los asistentes le dijo que le gustaría besar los pies de todas las numerarias auxiliares de su centro. Esto alegro mucho a San Josemaría -el fundador. Yo también estaría encantado de besarles los pies a todas ellas.

Vota esta noticia
 

Dígame qué opina de las siguiente citas.

Dígame qué opina de las siguiente citas:

Monseñor Escrivá de Balaguer: "La mujer debiera de ser un felpudo donde le hombre pudiera pisar"
Álvaro del Portillo: "Los niños deficientes son el resultado de prácticas sexuales pecaminosas por parte de sus padres"

Muy fuerteee ¿no?

Esas citas son falsas. Tú mismo no sabes dar la fuente, porque no existe.

Eso se llama calumniar y es una falta de ética bastante grande.

Te invito a leer las obras de San Josemaría y las de Álvaro del Portillo: comprobarás que su pensamiento está muy lejos de esas tonterías que les atribuyes.

Pero antes debería preguntarte si amas la verdad. Y si estás dispuesto a buscarla.

Vota esta noticia
 

Feminismo

Adjunto algunos fragmentos de un artículo del Prelado del Opus Dei publicado el 8 de marzo en ABC, con motivo del día internacional de la mujer (el artículo íntegro se puede encontrar en la web oficial). Me enviaron el artículo entero, para publicarlo, pero es demasiado largo, por eso lo extracto:

El 8 de marzo es una fecha con referencia al pasado, porque recuerda la historia, no corta ya, de los esfuerzos para superar la discriminación de la mujer: una tarea que afecta también al presente. Conviene además mirar al futuro, imaginar qué sucederá y cuántos beneficios se lograrán cuando la mujer esté plenamente incorporada a todos los ámbitos de la sociedad. (…) La mujer es imagen de Dios, ni más ni menos que el varón, y los dos están llamados a la identificación con Jesucristo, perfecto Dios y perfecto hombre.

Con estas esenciales premisas de fe cristiana, se entiende con especial profundidad la perversión que supone maltratar a cualquier persona humana, varón o mujer. Los malos tratos toman a veces forma violenta y, en otras ocasiones, modos muy sutiles: se comercia brutalmente con el cuerpo de la mujer, considerándola como cosa, no como persona; o bien se le hace saber, amable pero insidiosamente, que un embarazo es incompatible con su contrato de trabajo. Siguen existiendo muchos motivos para recordar la necesidad de oponerse a esas discriminaciones. (…) En definitiva, sólo se alcanza el bien común —común a todos, hombres y mujeres— mediante un trabajo conjunto. Este cuadro muestra que la discriminación de la mujer no representa sólo una ofensa para ella: constituye una vergüenza también para el varón y un problema muy serio para el mundo. (…) Probablemente los dos deben rechazar los modelos que proponen algunos estereotipos dominantes: esas imágenes que empujan al hombre a competir con dureza, o que invitan a la mujer a comportarse con frivolidad, o incluso con un desgraciado exhibicionismo. Necesitamos una nueva forma de pensar, una nueva forma de mirar a los demás, que supere el dominio y la seducción. Así puede surgir un nuevo escenario social, sin vencedores ni vencidos.

En la Carta a las mujeres, Juan Pablo II señala que la aportación de la mujer resulta indispensable para “la elaboración de una cultura capaz de conciliar razón y sentimiento”, así como para “la edificación de estructuras económicas y políticas más ricas de humanidad”. El genio femenino, con esa aptitud innata de conocer, comprender y cuidar del prójimo, ha de extender su influjo a la familia y a la sociedad entera.

San Josemaría solía recordar que “ante Dios, ninguna ocupación es por sí misma grande ni pequeña. Todo adquiere el valor del Amor con que se realiza”. Cuando descubrimos que lo importante es la persona, las discriminaciones de todo género tienen sus días contados. La fe cristiana posee la capacidad de ser verdadero fermento de un cambio cultural en este terreno, si las mujeres y los hombres de fe sabemos encarnarla en nuestra vida ordinaria.

Javier Echevarria

Vota esta noticia
 

Otra vez la mujer en la Iglesia.

¿No le parece que el papel de la mujer en la Iglesia es ínfimo? ¿Por qué no pueden ser sacerdotisas, cardenales, etcétera…? Por supuesto que las mujeres dentro de la Iglesia deben tener encargos y peso específico. El Opus Dei es muy avanzado en este terreno: desde que comenzó la Obra, son las propias mujeres las que llevan el gobierno de todos sus apostolados, en todos los aspectos. Esto ahora es más corriente, pero entonces chocaba.

Y en lo fundamental, cada mujer tiene el peso que quiere dentro de la Iglesia, ya que se trata de avanzar en el seguimiento de Jesucristo: en la santidad de la propia vida.

Fíjate en la Sma. Virgen: es la "number 1", sin ninguna duda, entre los santos y santas. En el "escalafón" católico, ella está por encima de todos los Papas, de todos los Apóstoles y de todos los cardenales, obispos y sacerdotes que hayan sido santos. Por supuesto, también está por encima de los pseudo-teólogos disidentes (que curiosamente son todos varones).

Y ese es el papel principal de los cristianos: ser santos.

Ya está bien de manipular las cosas: ser ministro en la Iglesia no es tener poder: es querer servir. Nada más. Y no existe, tampoco para los varones, un "derecho" a recibir un ministerio sagrado.

Este tema es dogmático, y ha sido definido para siempre por Juan Pablo II, con su suprema autoridad. Por tanto, para los católicos, el asunto está resuelto. El próximo Papa no lo va a cambiar. Si alguien quiere apostarse algo conmigo, lo acepto.

Y las feministas radicales, ¿que deberían hacer? Umm… yo les propongo un sencillo plan:

1º. Mirar un mapamundi.

2º. Señalar con una marca los países donde la mujer está discriminada en la legislación y en las costumbres sociales.

3º. Apuntar al lado de cada uno de ellos si ese país es de tradición musulmana, cristiana, etc.

4º. Peregrinar al Vaticano para dar gracias a la Iglesia Católica por su labor a favor de la dignidad de la mujer.

Vota esta noticia