Se comía con cinco cubiertos

Cuando fui a un retiro de La Obra, note que se comia con 5 cubiertos, esta bien… pero en mi ciudad de 100 cuantos lo han hecho alguna vez?… no nos engañemos porque eso no tiene nada de sobrenatural.
No sé si habrás leído el Evangelio. Allí verás algunos detalles de la vida de Jesucristo que quizá te resulten chocantes, pero no lo son. Por ejemplo, que vestía "una túnica sin costura", de las buenas. Y también que, cuando es invitado a comer, echa en cara al dueño de la casa que no le ofreció agua para lavarse y otros detalles de buena educación.

En fin: que la santidad y la austeridad no están reñidas con el buen gusto. Hay gente (que suele vivir bastante bien y despilfarra bastante) a la que le gustaría condenar a los cristianos a vivir sumergidos en la suciedad y en la falta de buen gusto. Pues yo, por lo menos, me niego.

En los centros rara vez se toman alimentos caros… sólo en alguna fiesta importante. Nadie toma nada entre comidas. Las cenas son muy frugales. En fin… por lo que veo a diario, la gente es bastante sobria.

Es más cómodo limpiar tres cubiertos que cinco… pero en fin, tampoco es tanto trabajo, con los "lavavajillas" que hay ahora. La verdad es que tres cubiertos emplea todo el mundo. Usas cinco si utilizas otros distintos para el postre. Y en esto hay muchas maneras de ver las cosas: en mi centro hay gente que prefiere tomar la fruta con la mano, o usando solo un cuchillo… en fin, viva la libertad, como es lógico. Si te consuela, muchas veces, sobre todo cuando se está empezando una labor apostólica, o cuando se pasan dificultades económicas, en los centros de la Obra se come con pocos cubiertos… y con platos rotos y vueltos a pegar.

Vota esta noticia