¿Por qué no puede haber contacto de ningún tipo entre hombres y mujeres en el centro de residencia?

¿Por qué no puede haber contacto de ningún tipo entre hombres y mujeres en el centro de residencia del Opus Dei y además las mujeres se ven obligadas a entrar por una sub-puerta y no por la principal.
Está ya explicado en otros lugares de esta página.

Aprovecho ahora para recordar (ya está publicado por extenso) que en los años 50 llegó hasta la Santa Sede una acusación, falsa como se demostró, en la que acusaba de situaciones de promiscuidad en los centros, achacando al Opus Dei falta de separación entre hombres y mujeres.

Comprenderás que tomemos medidas no sólo para hacer las cosas bien, sino también para que a nadie le quepa sombra de duda, ni se dé la mínima ocasión.

Y lo de la “sub-puerta” es muy relativo. En mi centro, la “sub-puerta es la nuestra”, y la buena es la de la administración. En el centro en el que estuve anteriormente, casualmente, también nosotros llevábamos la peor parte. Lo importante es la delicadeza en mantener la oportuna separación, por las razones indicadas.

Vota esta noticia