Documentos internos de la Obra

Estimado señor, primero ruego sus disculpas por abusar del espacio, pero buscando informacion sobre el OD, encontré su página y en ella una referencia a otra que tambien visité encontrando varios documentos de la institucion.

He pasado leyendo bastante tiempo y encuentro que sus respuestas por ser personales, no responden a veces la inquietud formulada en términos mas bien de prácticas institucionales. Ejemplo: A la pregunta si se lee la correspondencia, afirma Ud. es una bobada, que a Ud. no le lee nadie y a quien se le ocurrio? En el otro sitio de internet encuentro en el documento Glosas a San Miguel que, en efecto, es obligacion de los superiores leer la correspondencia. Ante la salida de miembros, Ud. indica que es muy fácil, cuando lo que se leen en el libro de los Consejos Locales -recopilado en el otro sitio- es mucho mas fuerte: "En concreto, convendrá enterarse con prudencia de qué clase de amistades cultiva; si tiene intimidad con alguna persona; si se aconseja con algún eclesiástico (ajeno a la Obra), en lugar de hacerlo con sus hermanos; qué correspondencia envía y recibe, pues quizá escriba a parientes, a amigos o a otras personas que le hagan muy poco bien; qué libros lee…" Entiendo su interes en defender la institución, pero luego de comparar, creo que puede hacerse con más apego a la Verdad, siendo más puntuales. De todos modos seguire leyendo su pagina pues trata muchos temas interesantes y visitare los links que recomienda, dado que busco informacion. No pongo mi mail, pues considero de interes general este comentario. De todos modos gracias por su esfuerzo.

Esos documentos son recopilaciones de experiencias, y cualquiera que los lea con algo de calma y sin esquemas preconcebidos, ve que son de pluma y procedencia muy diversa, en los que el redactor expresa con mayor o menor fortuna en cada ocasión algunas recomendaciones para diversos tipos de asuntos y situaciones.

Como tú dices, hay párrafos que son un poco antiguos, que efectivamente merecen una revisión, y quizá no se ha prestado a eso la atención que se debía, quizá porque en la Obra la vida va por delante de las glosas sobre cómo la vamos viviendo…

De todos modos, esos documentos no dicen exactamente lo que tú dices. No citas textualmente, sino que haces una interpretación… y se podrían hacer otras, y la mejor es la que se hace si se sitúa todo en su contexto, creo.

En todo caso, me alegro que me hagas esta pregunta. No se ajusta a la verdad decir, ya sé que tú no lo dices, que todas esas cosas sean normas oficiales de obligado cumplimiento. Prueba de ello es que no es infrecuente que vayan cambiando, incluso que se vayan haciendo ediciones nuevas, como ha sucedido ya varias veces.

Comprendo que algunos de los aspectos que se tratan allí pueden no entenderse. Es lógico, si piensas que todas las cosas tienen un contexto, una vida, fuera del cual quedan muertas, como sin vida. Y el Opus Dei, como parte de la Iglesia, es sobre todo vida, juventud, corazón, buen humor, amor a Dios y un cariño enorme por las personas, por cada persona.

Comprenderás que la publicación de esos documentos internos, que no es la primera vez que sucede, presentados como un catálogo de preceptos agobiantes, es situarse en un ámbito imaginario, forzando la vida, que es mucho más rica que unos rígidos esquemas. En alguna pregunta anterior se trata el tema de las "rigideces" y el daño que hacen las personas "rígidas", si no moderan sus impulsos.

Vota esta noticia