Un centro universitario de Colombia y los pobres

Será que puede poner en su blog el link a www.hontanar.org que es unCentro Cultural Universitario en Bogotá, Colombia. Además el correo es info@hontanar.org

Felicitaciones por la página y por el blog.

Att.
Sergio Pardo J.

Acabo de incluir el link en la columna derecha del blog.

Buena foto la de la página principal de Hontanar.

También me ha gustado el Proyecto Social de Vacaciones:

Proyecto Social de Vacaciones (PSV)

Desde hace siete años el Centro Cultural Universitario Hontanar desarrolla una labor social en Fusagasugá. Cada periodo de vacaciones -mitad y fin de año- un grupo de universitarios dedica unos días a un trabajo intenso en el que se colabora en el ancianato de San Rafael.

Allí se brinda compañía a unos 150 abuelos que reciben ropa, medicamentos y alimentos que son recolectados con anterioridad en el Centro Cultural.

En el Proyecto Social de Vacaciones también se trabaja en la mejora a las instalaciones físicas del ancianato.

Entre las actividades que se han realizado en los últimos años están:

• Restauración de un cielo raso
• Construcción de un sendero peatonal
• Pintura en general del comedor y los muros principales del ancianato.
• Recolección de escombros
• Arreglo de barandas
• Recuperación de jardines
• Pintura de mesas, camas y sillas
• Labores de limpieza en general

En el aspecto humano:

• Compañía y atención a los abuelos
• Organización de una celebración en cada oportunidad
• Recolección y entrega de ropa y medicinas
• Regalo de material de lectura espiritual y acompañamiento en la oración.

En esta actividad los universitarios complementan la formación profesional y salen de su entorno para conocer un poco sobre los problemas sociales que se viven en el país. El hecho de que participen estudiantes de diferentes universidades y profesiones facilita la interacción en escenarios deportivos, culturales y sociales.

Vota esta noticia
 

Útil para la catequesis

Útil para la catequesis Opus DeiAna Ortiz. Barranquilla, Colombia. Me da mucha alegría saber que ahora mi obligación más importante, cara a Dios, es cuidar a mi madre, que sufre una grave enfermedad y santificarme así: seguir a Cristo, atendiéndola a ella. Además, lo que escucho, me sirve para dar catequesis en la parroquia.

Vota esta noticia