¿Hay fieles del Opus Dei que viven el celibato?

Además de los sacerdotes, algunos laicos —hombres y mujeres— viven el celibato, como un don de Dios y por motivos apostólicos. Esto les permite una mayor dedicación a tareas formativas, sin modificar en nada su condición laical, su situación profesional, su posición en la Iglesia y en la sociedad.

Vota esta noticia
 

Otra vez el sexo

Responderé con respeto a quien ha escrito que en el Opus Dei se le da "mucha importancia" al 6º y 9º mandamiento. Es simple: ¿eres católico? si es así, castidad (continencia) en el noviazgo. Luego castidad en el matrimonio. ¿Vocación sacerdotal?, celibato.

Te recuerdo que esto es la Ley de Dios, no recetas de cocina, las cuales puedes elegir a tu antojo. Si no estás dispuesto a vivirlas, ni tú ni quien esté a tu lado, menos derecho tienes aún de hablar de obsesión. Y si no eres católico ¿qué te importa? Déjanos con nuestra obsesión, me encanta estar obsesionado por LUCHAR para ser feliz, como así lo dispuso Dios, Nuestro Señor. Ya te aclaró el creador de la página que no es una cuestión del Opus Dei, es de la Iglesia Católica Apóstolica Romana. El Opus Dei pone blanco sobre negro, claro, muy claro la doctrina de la Iglesia, eso molesta. No es "permisivo", es comprensivo.

Pues nada, ahí queda tu comentario. Aprovecho para decir que prefiero publicar preguntas y respuestas, no comentarios sobre temas ya tratados, porque si no esto queda un poco reiterativo y aburrido. Pero te agradezco el comentario, claro.

Vota esta noticia
 

¿Por qué no se casan los numerarios?

no entiendo muy bien lo que has explicado de porqué no te casas… porque según eso, tú no tienes ningún amor humano en la tierra y esto es difícil de vivir y seguro que cuesta mucho pasar toda una vida así… Respecto de lo de no casarme sí, eso es cierto. Pero no lo es que los numerarios seamos unos solterones, unas personas sin amor. Creo que es todo lo contrario: somos gente que ama con todo su corazón a Jesucristo, que es una persona humana (y también divina). Y me parece que amar, y entregarse a la persona amada, es lo que hace que una persona sea feliz en esta tierra. Pienso que el dinero, la fama, o los éxitos humanos no dan la felicidad (sobre esto hay innumerables testimonios de personas que han gozado de ellos y los han dejado por Dios).

A San Josemaría le gustaba hablar de que hemos de estar enamorados -así: enamorados- de Jesucristo. Porque en eso no hay nada de sensualidad ni de pecado, sino todo lo contrario. Pienso que no le faltaba razón.

A mí me ayuda pensar que Jesús también se merece que alguien le diga: “yo quiero amarte a tí, sólo a tí y para siempre”. Si muchas personas reciben esta declaración de sus cónyuges, ¿por qué no tiene derecho a recibirla el creador del Universo?: Él también tiene un corazón humano necesitado de amor.

Además, creo que cuando una persona ama con un amor exclusivo a Jesucristo su corazón se ensancha, para que quepan muhcas más personas: todos los hombres; porque su corazón se parece cada vez más al de su amado. Entoces se empieza a amar a todos como Él les ama.

¿Esto cuesta? Claro que cuesta. Como también cuesta ser fiel a un marido o a una mujer durante toda la vida. Pero creo que ser fieles, como siempre, vale la pena.

En fin, ¡se ve tan claro cómo el Señor premia con el ciento por uno -ya en esta vida- cada detalle que le entregamos!

Espero habertelo conseguido explicar. Si no ha sido así, no dudes en seguir preguntando.

¿Por qué no se casan los numerarios?
5 (100%) 1 voto