¿El Opus Dei es una secta? (Bélgica)

Es moneda corriente que el Bélgica y en Italia. ¿Qué me puede decir como respuesta a esas acusaciones? No es moneda tan corriente, por lo menos entre los miles de personas que son del Opus Dei, entre los cooperadores, o simplemente entre los familiares y amigos de los fieles de la Prelatura.

Son también miles las familias que libremente deciden enviar a sus hijos a colegios y otros centros cuya dirección espiritual está encomendada al Opus Dei. No se explica que después de tantos años y del empeño que han puesto algunos en propalar esas acusaciones, siga habiendo tantos “ingenuos” que confían sus hijos al Parlamento Belga recibió el encargo de elaborar una lista de sectas que operaban en el país europeo. Ente las 189 incluyó al Opus Dei y se desató la polémica. En el informe, se incluían además otras asociaciones de la Iglesia católica, como la Comunidad de San Egidio, Renovación Carismática o los Jesuitas. El Parlamento belga, en votación del 7 de mayo, rechazó por amplia mayoría las conclusiones de esa comisión, quien reconoció finalmente que "no había podido proceder a una comprobación del conjunto de las informaciones recogidas ni controlar su exactitud". La Conferencia Episcopal belga, así como diversas organizaciones nacionales y extranjeras, habían manifestado su protesta por el hecho de que en la citada lista figurasen movimientos e instituciones católicas expresamente aprobados por la propia Iglesia católica.El documento finalmente aprobado por la Cámara belga no menciona a ninguna institución católica. Noticias como ésta han sembrado la sospecha. Me temo que el "calumnia, que algo queda" funciona.
Por otra parte, a los católicos les basta con conocer el apoyo prestado al El caso de Italia está a la vista de todos, en los libros de sesiones del Parlamento italiano. Después de un estudio en profundidad, el Estado italiano declaró que las acusaciones contra el Opus Dei eran falsas.
Una última observación: decir que el Opus Dei es una secta no es ninguna broma. Me causa un dolor enorme oír hablar de esa manera. Es una acusación gravísima, que yo jamás haría de una institución católica, y de ninguna otra institución, a no ser que tuviese total certeza. ¿Por qué a veces se cuelgan sambenitos tan atroces con tanta ligereza? La verdad es que me resulta difícil entenderlo.

Para saber más:

P. Usted dijo en 1994 que las críticas al Opus proceden de una minoría española. Sin embargo, en Italia se intentó en los años ochenta hacer un proceso parlamentario al Opus por considerar que se trataba de una secta. ¿Qué es lo que molesta del Opus Dei?

R. Ante todo, el Opus Dei es apreciado por muchísimas personas. De hecho, las acusaciones que usted menciona fueron estudiadas y se demostraron carentes de fundamento. En cuanto a su pregunta, pienso que el Opus Dei puede molestar sobre todo a quien no lo conoce o a quien le molesta la Iglesia católica. A veces se han formado estereotipos que poco tienen que ver con la realidad de la vida de los fieles de la prelatura, y que componen una imagen tan desagradable como falsa. También puede suceder que alguno se sienta molesto por los defectos o errores que haya visto en algunos fieles del Opus Dei; ¿no es una generalización indebida proyectar esos fallos personales sobre la prelatura? Hay también gente a la que quizá molesta que los intelectuales, los políticos, los empresarios, los obreros o los padres y madres de familia vivan su fe con coherencia, y expresen su opinión a veces contra corriente: para promover la vida o la familia, por ejemplo.

(Entrevista al Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría. Por Lola Galán, El País, 8 de enero de 2002).

Vota esta noticia