La ministra, el Papa, Africa y los anticonceptivos.

En mi país, una ministra ha hecho unas dclaraciones acusao al Papa de atacar a Africa por no prevenir el Sida. Yo sé que no es verdad, lo puedes explicar?

También acusa al Papa de tener a la mujer en poca estimación.
Vamos por partes:

1. El preservativo no evita totalmente las enfermedades de transmisión sexual. El único remedio que se ha mostrado eficaz, por el componente de compromiso personal y de responsabilidad que acarrea, es la fidelidad a la propia pareja y evitar la promiscuidad, como se ha demostrado en Uganda, aunque no se quiere hablar de ello. Quizá esa señora sólo lee un periódico, y por eso le falta información.

Donde se ha promocionado el preservativo como panacea, siguen aumentando los casos de SIDA y sigue habiendo cada vez más abortos. Es decir, esa señora sí que podría ser responsable de haber mentido a la gente, promoviendo el preservativo, que falla, claro que falla. Son datos científicos, no la religión "supersticiosa" o "zen" que practique esa señora. Datos, datos y datos. Que se guarde sus creencias en su armario. La postura de la Iglesia en estos temas se basa en los datos, en la ciencia, en la ética, y no sólo en la fe, como puedes comprobar.

2. La Iglesia Católica atiende al 25% de los enfermos de Sida en todo el mundo. Puedes preguntar a esa señora ministra, a cuántos enfermos de Sida atienden las ONG de su partido político. Es decir: que la opinión de la Iglesia es una opinión autorizada en el tema del Sida. Y la de esa ministra, pues claramente no. Si no fuese tan ignorante, esa ministra sabría, por ejemplo, que la Madre Teresa clamó siempre contra el aborto y los anticonceptivos. Y la Madre Teresa es otra persona con autoridad para hablar de estos temas.

3. Sobre la cuestión de la mujer: sinceramente, pienso que no es el Papa el que tiene una “mala concepción de la mujer”. ¿La tiene mejor el empresario de comunicación, amigo de esa señora ministra, que las saca desnudas y cobra por ello en los canales de pago concedidos en exclusiva, precisamente por el partido de esa ministra? ¿Qué nombre tiene esa actividad en cualquier diccionario: enseñar mujeres desnudas y cobrar por ello? Dile a esa ministra de tu país que clame contra esos empresarios, no contra el Papa, si de verdad desea promocionar la dignidad de la mujer.

Vota esta noticia