Los aspirantes o adscritos

La edad mínima para incorporarse jurídicamente al Opus Dei es de dieciocho años. Por tanto, nadie puede ser admitido antes de los diecisiete, ni se toma en consideración la petición de admisión de quienes no hayan cumplido los dieciséis años y medio. Las personas que, a partir de los catorce años y medio, deseen pedir la admisión, podrán hacerlo como aspirantes, mediante una carta dirigida al Vicario Regional (persona que representa al Prelado en cada país); a partir de los dieciséis años y medio, si perseveran en su propósito, pueden escribir la correspondiente carta al Prelado del Opus Dei. Los aspirantes no son por tanto fieles de la Prelatura. En el momento en que una persona pide la admisión como Numerario o Agregado, queda bajo la jurisdicción de la Prelatura. Los aspirantes, por tanto, no están aún bajo esa jurisdicción, y no son fieles del Opus Dei ni han adquirido ningún compromiso jurídico.

A todos, y de modo especial a los más jóvenes, se les explica que su vocación no comporta ningún secreto. Saben que pueden aconsejarse con quienes deseen: obrar así es una manifestación de sentido común. No obstante, hay que recordar que la doctrina multisecular de la Iglesia sobre este punto es clara: cada uno puede y debe seguir libremente la vocación que Dios le muestra –buscando los consejos que exige la prudencia–, sin necesidad de ningún permiso de su familia, ni para permanecer célibe, ni para el matrimonio, ni para el sacerdocio.

Los aspirantes o adscritos
5 (100%) 1 voto
 

Soy adscrito y no hay centro en mi ciudad

Hola Antonio, que tal? Mi nombre es Blas vivo en Argentina y soy numerario de Opus Dei desde hace ya 2 años y un día. Me parece muy bueno lo que haces con esa pagina y tu blog. Yo vivo en una ciudad pequeña en la que no hay centro de la Obra, el mas cercano es uno que queda a 120 kilometros, al cual concurrimos con un adscrito, que tambien vive aquí, dos veces por mes. Bueno queria pedirte información o de dónde sacarla sobre este tema: “necesidad de la formacion” ya que dentro de 4 dias tengo que dar una chara a los chicos del club, que tenemos en esta ciudad (se llama El Sojal y tenemos dirección de mail: clubelsojalperg@hotmail.com).
Bueno nada, mas y gracias por tu tiempo,
Blas

Pd: publicalo en tu blog

Sobre las charlas para chicos del club me preguntaron hace poco. Respondí en Cómo dar charlas para niños de 10 a 15 años.

En esta charla yo les haría ver la necesidad de formarse haciéndoles preguntas que no sepan responder. Así puden caer en la cuenta.

Puedes pregutarles: ¿por qué hay que ir a Misa los domingos? y que te expliquen. Entonces te puedes poner a defender que no es necesario ir a Misa los domingos, hasta que se den cuenta de que no saben explicar el porqué de ir a Misa los domingos. Luego les explicas por qué es importante ir a Misa, para que no se queden con dudas.

También puedes preguntarles por qué está mal pegar a un compañero, y defiendes que hay que responder los insultos con puñetazos. Luego les explicas, y ya se han dado cuenta de que tienen que formarse.

Así, dejando que participen en la charla y que den sus argumentos, te das cuenta de lo que saben y ellos están más atentos.

Esto es lo que yo haría, pero lo más importante es rezar por ellos.

Vota esta noticia
 

¿Qué pasa si un aspirante o adscrito deja de ser del Opus Dei?

(esto es un comentario a Los catorce años y medio y los preservativos)
Estimado Antonio, con respecto al ultimo parrafo del ultimo comentario me gustaria decir que es totalmente cierto eso que dices del enfoque de la educacion sexual hacia los adolescentes. y a la vez que cierto es lamentable, pero pienso que no es comparable eso con el tema de la peticion de la admision para entrar a formar parte del opus dei.
No es comparable porque parece que quisieras excusar el que un chaval pueda entrar a formar parte del OD desde los 14 años y medio con este tema de la educacion. Y no es excusable porque simplemente es la forma de funcionar que tiene esta institucion de la Iglesia que pienso que hay que como minimo respetar por eso mismo, por pertenecer a la Iglesia Católica de la que todo bautizado forma parte.

Sí es cierto, (y lo afirmo porque conozco el OD) que durante ese periodo de 3 años y medio, el aspirante al opus dei puede darse cuenta de que verdaderamente ese no es el camino que Dios quiere que siga. Pero también es cierto que los numerarios que atienden a estos chavales la mayor parte de las veces enlazan una amistad con el aspirante, que practicamente en el 100 por cien de los casos se rompe cuando el aspirante deja de formar parte del OD. Los nuemerarios parece que rechazan a la persona una vez toma la decision de abandonar, incluso le exponen que no sigan yendo por el centro aunque su voluntad sea seguir acudiendo a medios de formacion argumentando que no son un buen ejemplo para el resto de los aspirantes. Si el resto de los aspirantes saben de verdad en lo que consiste ser aspirante, sabran que en un determinado momento -y si así uno lo ve en la oracion- puede abandonar el barco, aunque no dejar de ser un cristiano en condiciones. Sinceramente no me parece que sea la actitud mas adecuada por parte de los numerarios, para quien ha sido tu amigo y deberia seguir siendolo.

La Obra, como parte de la Iglesia que es, está compuesta por personas. Y esas personas, como todas las personas, tienen defectos.

Esto quiere decir que es posible que personas singulares de la Obra hayan cometido errores de este tipo, y de cualquier otro tipo. Ya que los miembros de la Obra no somos distintos a “los demás”. Más bien somos “los demás”.

Aún así, creo que estás generalizando y exagerando.

Vamos por partes:

Es cierto que un aspirante o adscrito (¿qué es un aspirante o adscrito del Opus Dei?), puede no seguir adelante con su vocación, porque se da cuenta de que no es lo suyo. Precisamente para eso están pensados los plazos antes de incorporarse definitivamente (sobre los plazos para ser de la Obra hablo en: ¿Decisiones importantes con catorce años y medio?, Los catorce años y medio, ¿Muestro la verdad?)

Además, es importante saber que un aspirante NO es del Opus Dei, sino que es -como su propio nombre indica- aspirante a ser de la Obra. Sobre esto se habla en: ¿A qué edad se puede pedir ser de la Obra?, ¿Puede ser de la Obra un niño o un joven? y ¿Quién puede pertenecer al Opus Dei?.

Es importante darse cuenta de que, dejar de ser aspirante supone una fuerte sacudida interior para un adolescente. Igual que empezar a serlo. Porque en esa edad la afectividad está en plena efervescencia.

Creo que para entender esto viene bien un ejemplo: salvando todas las distancias, el impacto es similar al que recibe un chico de esa edad -15 o 16 años- cuando empieza a salir con una chica, o cuando deja de salir con ella. No se le puede pedir que siga tratando con ella “como si nada hubiera ocurrido” después de haber dejado de ir juntos todos los días.

Algo análogo ocurre cuando un aspirante deja de serlo. Dependerá de los casos, pero en general lo mejor para él es que deje de ir por el centro una temporada, para poder calmarse.

Los numerarios no rechazan a la persona que ha dejado de ser aspirante. Al contrario, la tratan con más cariño si cabe, dada la situación en la que se encuentra. Procuran verle, hablar con él, ayudarle en lo que necesiten. Aunque también es comprensible que no le vean tanto como antes, porque el ex aspirante irá menos por el centro.

Vota esta noticia
 

Aspirantes

El que puedan ser aspirantes jóvenes desde los catorce años y medio es un atentado, me atrevo a denominarlo un infanticidio espiritual; a esa edad nadie está maduro para tomar una decisión de esa naturaleza. Cuiando un joven pide la admisión, especialmente de la realidad de los aspirantes.

Vota esta noticia