Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación

hola, mi nombre es daniela, soy ex numeraria…hasta escalofrios me da de solo recordarlo.

con todo el respeto que cada persona se merece, entiendo la posicion de la que se agarran uds para defender lo que defienden; pero lamento decirles que las cosas son muy diferentes y que a cada uno le toca vivir su experiencia. deben haber escogido muy bien a los exes que entrevistaron, pues existe gente que se fue herida, enferma y sobretodo, SOLA.

en mi caso, tuve la suerte de irme del od e irme del pais, tuve la suerte de poder recomenzar gracias a mi FAMILIA que nunca me dejo de lado. y no me fui antes del opus dei porque precisamente LA PALABRA CONDENACION LA TENIA ENCIMA, y no por mi sino por una directora!!! me termine yendo cuando vino otra dire a decirme que bueno, si me podia ir…ya no habia nada mas que exprimir…acaso uds no escuchan esas meditaciones y charlas tipicas de los cursos anuales donde se relata “tan tranquilamente” que quien se sale de la “barca” se pierde??? POR FAVOR…el adoctrinamiento hace que la gente pierda el rumbo y la transparencia de las cosas…estoy segura de que en muchos de tus articulos eres conciente de que mientes pero de que mientes “por algo bueno” que quisieras que fuera asi…es lamentable.

otra cosa…por que no publicas lo que te escribe la gente? me gustaria verme publicada en tu pagina, pero sin que me edites por supuesto!

espero tu respuesta entonces, a ver cuanto te toma.

daniela.

Este comentario fue replicado por un lector en Nadie influyó en mi decisión de hacerme supernumerario: lo hice libremente


Comprendo perfectamente lo duro que es dejar de ser del Opus Dei. He estado cerca de personas que han pasado por la misma situación que tu y soy consciente de que es duro.

Sobre lo del adoctrinamiento que dices, siento decirte que estás equivocada. Lo que menos interesa al Opus Dei es que haya personas dentro que no tengan vocación a la Obra.

Te diré algunas de las ideas del supuesto “adoctrinamiento” del que hablas (las se bien porque las he oído y repetido en varias ocasiones):

– Como sabes, el Opus Dei no es un club social en el que uno se apunta, sino que requiere una especial llamada de Dios, o una vocación. 

– A los que no tienen vocación no se les deja entrar en la Obra, porque sería ir contra los planes de Dios y hacer daño a esa persona.

– Cuando se nota que alguien está en el Opus Dei por error, porque pensaba que era lo suyo y estaba equivocado, se le ayuda para que salga de la Obra. Aunque se respeta en todos los casos la libertad de cada persona.

– Si alguien, teniendo vocación quiere dejarlo como consecuencia de sus debilidades, se le procura hacer ver que está cometiendo un error. Además, todos rezarán especialmente por esa persona. No obstante, si insiste en irse, puede irse cuando quiera.

Si alguna persona te ha “retenido” como tú dices, lo ha hecho mal. Y te pido disculpas en su lugar. No obstante, antes de aventurarme a sacar ninguna conclusión sobre el tema, me parece de sentido común que es necesario oír la opinión de la directora en cuestión, porque habitualmente uno cae en la subjetividad y el apasionamiento cuando los asuntos le tocan tan de cerca.

Antonio.

PD: como ves, he publicado la pregunta, porque no tengo nada que ocultar. Perdona el retraso en responderte. Tengo más de 100 mails pendientes por responder y hago todo lo que puedo por responderlos en mis ratos libres.

Preguntas relacionadas:

Opus Dei | ¿Irse del Opus Dei es dejar la vocación?

Opus Dei | Testimonios sobre dejar la vocación al OpusDei

Opus Dei | ¿Por qué algunos ex se quedan resentidos?

Opus Dei | Un ex Opus Dei que ha hecho de todo

Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación
5 (100%) 1 voto

Una idea sobre “Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación

  1. Muchas gracias por esta página!!! De aquí saco un montón de recursos para rezar en mi vida diaria, descargar libros etc. Yo tambien soy numeraria, desde hace 23 años y he hecho siempre lo que he querido. Las personas nos equivocamos sobre todo nos ciega el apasionamiento, y con buena voluntad podemos hacer daño. Hay muchas personas en el Opus Dei que reconocemos nuestros errores y pedimos perdon. Para todos lo mejor es el camino de la misericordia, el perdon, la capacidad de rectificar. Un cordil salido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *