Se dio cuenta de que no era su vocación

Hola, Antonio:
Descrubí tu blog hace ya tiempo, pero lo perdí de vista. Hasta que recientemente me volví a topar con él. Soy numerario desde hace casi 35 años y llevo en Alemania algo más de 30. Pero no te quería hablar de mí, sino de uno de mis mejores amigos —antes, durante y después de su pertenencia a la Obra como numerario—, pues me parece que puede aportar algo al recurrente tema de las relaciones con los que han dejado de ser del Opus Dei. Lo conocí allá por 1978/79, cuando él venía por el Club (tenía 11/12 años) del que yo era preceptor. Nunca perdimos el contacto: él pidió la admisión como numerario bastantes años más tarde y unos cuantos después se dio cuenta que no era su vocación. Ahora está casado (con una supernumeraria) y tiene tres hijos. En sus primeros años de labor profesional compartimos incluso (durante unos 4 años) oficina.

Por ir al grano: a lo que me gustaría referirme es a la fiesta de sus 40 cumpleaños que celebramos el fin de semana pasado; entre los aprox. 30 invitados (adultos, sin contar a los niños) estábamos 3 numerarios y otros 3 supernumerarios/-as (además de su mujer, uno de sus íntimos amigos de la época del colegio. El otro de esa terna es precisamente su cuñado. Como se ve: él fue numerario, uno de los amigos es supernumerario y el tercero ha mantenido siempre una actitud de distanciado cariño: ¡cada caminante siga su camino!). El ambiente de la fiesta no solo era de amistad, sino de una naturalidad absoluta. Y (con las excepciones que siempre hay) esta es mi experiencia habitual con aquellos que han dejado de ser de la Obra. Que la amistad no se resquebraja, si realmente existió, que el trato sigue siendo normalísimo.

Un abrazo y adelante con esa magnífica labor que estás haciendo

 José M. García Pelegrín

 


Gracias por el testimonio. Así son la mayoría de los casos: salvo los pocos que quedan resentidos. Lo malo es que esos son los que más ruido hacen.

 

Antonio.

Relacionados:

No es verdad que abandonar la Obra sea difícil 

Más sobre ex-miembros 

Ex miembros, “anti Opus” y reconciliación 

Tópico: ex-miembros del Opus Dei dañados psicologicamente 

 

Se dio cuenta de que no era su vocación
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *