Santo Tomás.

Soy ex-miembro del Opus Dei. Estaré eternamente agradecido por lo que me han ayudado. Simplemente quiero mostrarte mi más sincero apoyo y animarte para que sigas adelante. Vale la pena. La pregunta: me han comentado alguna vez que el Opus Dei tiene su corriente teológica o que sólo estudia a Santo Tomás de Aquino y no otros autores, ¿tú que opinas?

Opino (y veo, porque he estudiado y sigo estudiando) que en la Obra se ha estudiado y se estudia a Santo Tomás siguiendo esctrictamente las orientaciones de las competentes autoridades de la Iglesia. Porque en la Iglesia Católica no hace cada uno lo que le da la gana, en temas doctrinales, sino que tenemos Pastores, los Obispos, sucesores de los Apóstoles, que, con el Santo Padre a la cabeza, gobiernan la comunidad con la autoridad del mismo Cristo. Eso creemos los católicos. Como ves, algunos pseudo-teólogos, auto-denominados católicos, deberían pensar qué servicio prestan a la comunidad. Si unen o desunen. Si están unidos a la vid o son sarmientos desconectados, estériles.

Siguiendo esas mismas orientaciones de la Iglesia, también se estudian los demás autores y corrientes teológicas. Pero la Obra no tiene ninguna escuela teológica propia y ni siquiera tiene ninguna "preferida" a otras.

Por cierto, que hay que distinguir bien a Santo Tomás de determinados autores "tomistas", que no fueron capaces de aplicar el vigor y la fuerza del Aquinate a las nuevas situaciones. Otros estuvieron más acertados. Creo que, por ejemplo, en la doctrina de Juan Pablo II se da un uso impresionantemente abierto y a la vez profundo de la doctrina de Santo Tomás, actualizada a nuevos retos. Por ejemplo, en la Encíclica Veritatis Splendor, sobre los fundamentos de la moral.

Santo Tomás.
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *