Santa Mónica (Antonio Carazo)

Presentacion*

Mónica de Tagaste, la madre de Agustín de Hipona, forma parte de un grupo de mujeres del siglo IV, con quienes la Iglesia universal estará siempre en deuda. Ellas influyeron de forma decisiva en algunos de los personajes más importantes de este tiempo. Por ejem­plo, en Capadocia, región de la actual Tur­quía, san Basilio el Grande llama a su abuela, Macrina la Vieja, nodriza espiritual. Y santa Macrina la Joven fue para su hermano menor, san Gregorio de Nisa, una verdadera direc­tora espiritual.

Cerca de esta gran familia resplandeció otra, iluminada por la virtud de una nueva mujer, santa Nonna, que consiguió construir con los suyos un verdadero hogar de santidad. Convirtió a su marido, san Gregorio, y dio a la Iglesia tres hijos, inscritos también ellos en el santoral. El mayor de ellos es san Gregorio Nacianceno.

Y en Antioquía de Siria también fue otra mujer quien guió  ; en su educación al gran san Juan Crisóstomo, su madre Antusa, viuda desde muy joven.

Como todas estas santas mujeres, Mónica fue la artífice de la vida cristiana de su casa. Ella plantó y regó para que Dios hiciera cre­cer a una de las figuras más excelsas y pro­líficas de la Iglesia universal y de la cultura humana, san Agustín.


* Las frases de san Agustín que transcribimos van en cursiva, y su referencia al final del folleto. Así, sin molestar para una cómoda lectura, podrán consultarlas quienes lo deseen.

Link: http://www.dudasytextos.com/ftp4/Santa_Monica.doc

Santa Mónica (Antonio Carazo)
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *