Otra foto.

Aquí, una foto de la estatua de San josemaría recién colocada en el Vaticano. Más información aquí y aquí.

La escultura ha sido situada junto a otras similares: Santa Teresa de los Andes, San Gregorio de Armenia, y -entre otros- San Marcelino Champagnat (estudié en los Maristas y le tengo gran cariño: guardo con emoción, desde que salí del colegio, una especie de pin que es una flor violeta de tres pétalos: según me dijeron, representan la sencillez, la humildad y la modestia, tres virtudes amadas y enseñadas por S. Marcelino, como tres formas peculiares de ser como María).

Las hornacinas de esta zona de la Basílica fueron destinadas por Juan Pablo II a esculturas de santos y fundadores de nuestro tiempo.

Otra foto.
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *