Trifulca por un templo.

 

María Hortensia
incondicional del foro
Mensajes: 2503
Registrado: 18 May 2009, 17:56

Trifulca por un templo.

Mensajepor María Hortensia » 29 May 2016, 20:32

Un artículo de Ernesto Juliá
www.religionconfidencial.com/tribunas/Trifulca-templo_0_2715928397.html

    La noticia no ha tenido eco en la prensa nacional; y es muy comprensible. Pero no deja de ser bien significativa, y un buen reflejo, aunque leve, de algunos detalles del mundo que nos rodea.

    En una pequeña ciudad que tiene su nombre inscrito en las Guías de Carreteras, ha surgido una polémica entre el ayuntamiento y el párroco de la iglesia principal.

    La iglesia, que tiene un cierto interés artístico, está algo deteriorada. El párroco se encuentra en dificultades económicas para arreglarla; y celebra la Santa Misa y todos los Sacramentos en otra iglesia menor. El ayuntamiento quiere devolver todo su esplendor al templo, y apropiárselo, para celebrar allí las bodas de los ciudadanos que quieran casarse en el matrimonio civil.

    El párroco, hombre de fe, se opone lógicamente a que se utilice un lugar de culto religioso –también por aquello de la separación Iglesia – Estado- para un acto civil sin ningún vínculo con la Fe, con la Iglesia. El párroco se ve apoyado en todo por su obispo. Ya llegará el momento en que la Fe que levantó esa iglesia antigua, la haga de nuevo resplandecer para bien de los creyentes y gloria de Dios.

    La polémica está en marcha, y esperemos que no acabe en alguna escaramuza o trifulca, y el ayuntamiento desista de sus pretensiones.

    Lo curioso de esta contienda, me parece a mí, es el empeño de los ediles en todos estos avatares. No se les ocurre pedir el templo para celebrar la fiesta de la Constitución, ni para celebrar ningún otro acto civil, político, semejante. Lo quieren para “celebrar” matrimonios civiles, que en realidad, y legalmente, el ayuntamiento no los “celebra” en el sentido más profundo y rico de la palabra; sencillamente toma nota de que dos personas se quieren unir de esa manera, y hace una anotación en un registro para dejar constancia, como puede hacerlo un registrador de la propiedad, un notario.

    ¿Qué pretende este ayuntamiento? ¿Dar más “categoría” al matrimonio civil realizándolo en un antiguo templo? ¿Llenar el vacío humano de una simple anotación en un registro, con unos protocolos más o menos ceremoniosos que traten de dar relieve a lo que se está haciendo?

    Si eso es así, y parece lógico que se realce una unión semejante entre personas, ¿por qué en un antiguo y artístico templo? ¿No les basta el casino del pueblo? ¿Añoranza de un matrimonio bendecido por Dios? ¿Nostalgia del matrimonio indisoluble, para toda la vida, “hasta que la muerte nos separe”?

    O, sencillamente, ¿pretensión del aparato “político” de turno de adoctrinar a los hombres y a las familias; de convertir en realidad el “todo es política”, también el matrimonio? Y, ¿qué tiene que ver el matrimonio con la política, y la política con el matrimonio?

    ¿Pero tú no sabes, me dijo un amigo, que en algunos ayuntamientos se han organizado como pequeñas “capillas”, con mesa, flores y velas, y hasta con lecturas de las epístolas de San Pablo, para “celebrar” los matrimonios, y las demás “uniones” reconocidas en la ley? ¿Y que hay alcaldes y ediles que van presumiendo por ahí de que “han casado” a tantos y a cuantos?

    Hombre, le comenté, algo me había llegado, pero eso de que “casan” no sé de donde se lo han podido sacar. Los curas sabemos muy bien que quienes se casan son él y ella; ella y él. Nosotros somos sencillamente testigos de lo que ellos hacen en el Señor y en la Iglesia.

    Cuesta mucho desprenderse de la “nostalgia de Dios”, me dijo mi amigo. Y ante la banalización del vínculo matrimonial, que estamos viviendo ahora con tanto divorcio, divorcio “esprés”, a lo mejor están descubriendo que hay gente a quienes les trae sin cuidado esa “anotación registral en el ayuntamiento”, viven por su cuenta a su aire y modo, sin unión de ningún tipo; y quieren atraerlos con la solemnidad y el incienso del viejo templo. Ya sabes que a la “gente” le gusta un cierto “espectáculo” para que también los novios vean la unión con más seriedad.

    Incluso –siguió mi amigo- sé de algún alcalde, juez o funcionario que siempre va de “vaqueros” y camiseta, que quiere establecer unas vestiduras, una música, y hasta algo de “aroma”, para cuando tengan que participar en un matrimonio civil.

    Y no me extrañaría, terminó mi amigo, que el alcalde de ese ayuntamiento quiera el “templo”, porque está pensando hacer una ordenanza municipal para ser recibido hasta con incienso, cuando llegue a ese lugar para dejar constancia de una boda.

    No sé cómo terminará la polémica, que ya empieza a ser contienda. Espero que no acabará en trifulca. Y que el párroco vuelva a celebrar las bodas en el Señor y en la Iglesia, con toda solemnidad, y sin ningún “espectáculo”, en el Altar Mayor de la iglesia principal, ya reparada.

Publicidad
Los anuncios salen de forma aleatoria. Si alguno te parece inconveniente, escribe a informacion@opusdeialdia.org y lo bloqueamos, para que no aparezca mas.
 

Avatar de Usuario
mus
incondicional del foro
Mensajes: 4543
Registrado: 31 Dic 2008, 21:01

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor mus » 30 May 2016, 13:13

Gracias, María Hortensia :D

Avatar de Usuario
mus
incondicional del foro
Mensajes: 4543
Registrado: 31 Dic 2008, 21:01

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor mus » 01 Feb 2017, 14:59

Flores en los estercoleros
Un artículo de Ernesto Juliá

http://www.religionconfidencial.com/tribunas/Flores-estercoleros_0_2859314066.html


    La esperanza renace cada día en un corazón cristiano. Y no me refiero a la esperanza de que surja inmediatamente una sociedad más justa en la que haya desparecido la corrupción. Tampoco pienso en que el convivir de los hombres se haga enseguida más humano, más cristiano. Ni se me pasa por la cabeza que aparezca, como de la nada, un régimen económico que se preocupe más de la dignidad de las personas, que de producir y ganar más dinero.

    Lógicamente, la esperanza que mueve nuestros corazones en lel vivir de cada día, anhela también eso, y cada uno en su lugar procuramos luchar para que no pasen siglos hasta conseguirlo.

    Hoy me refiero a esa esperanza que rebrota en el corazón, y nos anima a seguir luchando por un mundo mejor, cuando descubrimos flores en los estercoleros del mundo; cuando vemos que David vence de nuevo a Goliat.

    En estos días he saboreado el aroma de Tres Flores: el cristiano, consciente de que Cristo ha resucitado, no pierde nunca la esperanza..

    Collette Divito era rechazada en todas las solicitudes de trabajo que presentaba. Sus galletas era de las mejores, pero ninguna Pastelería de Boston la aceptaba como empleada: era síndrome Down.

    Collette no desesperó. Consciente de que le decían que no sencillamente por su enfermedad, apoyada por su madre y hermanos, se lanzó a abrir su propio negocio, y ofrecer las galletas a todas las pastelerías de la ciudad: ella no aparecería en ninguna pastelería.

    En pocos meses, los encargos recibidos de Boston y de todo el país, se dispararon. Ahora, Collette sueña con que el negocio siga creciendo para dar trabajo a otras personas con el mismo síndrome Down.

    Lenin impuso el aborto en Rusia a fuerza de dictadura legislativa, apenas conquistado y asentado el poder comunista. Y así han seguido hasta alcanzar en el año 1965 la escalofriante cifra de 5.500.000 abortos. Las consecuencias no se han hecho esperar y han sido verdaderamente nefastas, como era de prever: envejecimiento, familias destrozadas; divorcios que se multiplican, niños abandonados; etc. etc.

    La sociedad rusa ha comenzado desde años a cambiar. Los movimientos pro-vida se han multiplicado; se ha prohibido toda propaganda en favor del aborto, que el año pasado ha bajado – y son cifras todavía lamentables- a los 900.000. No se pueden lanzar las campanas al vuelo, pero la presión sobre Putin para que prohíba el aborto, crece cada día.

    Un gesto. El 11 de enero, en la región de Yaroslvavl, con 800.000 habitantes, se han puesto de acuerdo una Asociación Pro.-Vida, la autoridad de la Iglesia Ortodoxa, y un buen número de médicos, para vivir un “Día de silencio sin abortos”, en recuerdo de los inocentes matados por orden de Herodes. La iniciativa fue aprobada incluso por el Departamento de Salud y Farmacia de la Región. 14 criaturas han salvado sus vidas.

    Una tercera flor, esta vez en México. En el distrito federal querían imponer el reconocimiento legal del aborto, como un “derecho”, e incluirlo como tal en la legislación del Distrito. No lo consiguieron. Se necesitaban 56 votos, y la propuesta quedó en 50 a favor. Los movimientos “pro-vida” están creciendo a pasos agigantados en todo México, y con ellos, la oposición a la “ideología de género”, que el presidente quiere imponer a toda costa.

    Tres “flores”. Tres pequeñas luces en medio de tantas noticias que subrayan la miseria humana y la capacidad de corromper nuestra propia vida, nuestra propia naturaleza, que el hombre tiene; y de la que hace gala a diario. Y de manera muy especial con esa “ideología de género”, que en tantas Comunidades autónomas españolas están imponiendo los gobiernos, con el silencio –la conformidad- del gobierno central. ¿Rectificarán algún día, como está ocurriendo en Rusia? No perdamos la esperanza.

Avatar de Usuario
Cat
veterano del foro
Mensajes: 150
Registrado: 01 Mar 2010, 16:44

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor Cat » 01 Feb 2017, 15:23

Muchas gracias. A mí me contaron en una ocasión que un ayuntamiento quería ofrecer "la comunión y el bautizo civil" :lol: :lol: :lol: . Lo cierto es que me dio la risa. Y supongo que a cualquiera con un mínimo de conocimientos religiosos también.
Saludos.

Avatar de Usuario
mus
incondicional del foro
Mensajes: 4543
Registrado: 31 Dic 2008, 21:01

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor mus » 02 Feb 2017, 12:55

Cat escribió:Muchas gracias. A mí me contaron en una ocasión que un ayuntamiento quería ofrecer "la comunión y el bautizo civil" :lol: :lol: :lol: . Lo cierto es que me dio la risa. Y supongo que a cualquiera con un mínimo de conocimientos religiosos también.
Saludos.



No te dé la risa porque lo hacen. Encima cobran 82 euros.

Avatar de Usuario
Cat
veterano del foro
Mensajes: 150
Registrado: 01 Mar 2010, 16:44

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor Cat » 02 Feb 2017, 12:59

En serio? Pensé que era broma y que quedaría como anécdota.

Avatar de Usuario
mus
incondicional del foro
Mensajes: 4543
Registrado: 31 Dic 2008, 21:01

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor mus » 02 Feb 2017, 19:04

Mira: http://www.abc.es/sociedad/abci-primera-peticion-comunion-civilmi-hija-quiere-fiesta-sin-misa-201510290141_noticia.html
y http://gaceta.es/noticias/despues-bautizo-civil-llega-primera-comunion-laica-15122015-1931
De llorar.

Avatar de Usuario
mus
incondicional del foro
Mensajes: 4543
Registrado: 31 Dic 2008, 21:01

¿El Opus Dei ante una novedad?

Mensajepor mus » 19 Feb 2017, 22:18

            ¿El Opus Dei ante una novedad?


http://www.religionconfidencial.com/tribunas/Opus-Dei-novedad_0_2874912502.html

      Un artículo de Ernesto Juliá


      Algunas personas, periodistas y no periodistas, se han hecho esa pregunta ante los cambios en el gobierno de esta institución de la Iglesia, que han tenido lugar recientemente, y que suponen que el gobierno lo llevarán personas que no han colaborado directamente con el Fundador.

      Fernando Ocáriz, el nuevo Prelado del Opus Dei, en respuesta a una pregunta semejante, sobre si esta situación supondría un “salto, un desafío especial”, responde:

      “Novedad es; lo del salto no lo diría, porque ha habido una continuidad notable, también por lo que han hecho los sucesores de san Josemaría de transmitir todo lo que es el espíritu, el carisma de la Obra, y Echevarría ha dejado las cosas muy claras. El desafío existe, el desafío es la fidelidad al carisma, dado lo cambiante de los tiempos, las circunstancias de las personas; es un desafío constante”.

      ¿Cómo se es fiel al carisma?

      La Iglesia siempre se encontrará en una encrucijada. Tiene que recorrer todos los caminos de la tierra, y tiene que llenar de la Luz de Cristo todas las oscuridades del mundo. Y para esta labor, no bastan las condiciones privilegiadas de un Papa, de un Obispo, de un grupo más o menos eficaz, humanamente hablando, de sacerdotes, de hombres y de mujeres de primera línea.

      Cuenta, ciertamente, con ellas, pero sabe que como su tarea no es fundamentalmente humana, cultural, asistencial, etc., necesita la acción de Dios en el corazón de los santos; la acción del Espíritu Santo en las almas; la acción del amor de Cristo en el corazón de los padres, de las madres de familia, para no perder el rumbo en la hora de la dificultad, de la prueba, de la contradicción que siempre se presentará -Satanás sabe bastante de esto-, de una forma o de otra.

      Al Opus Dei, como parte de la Iglesia que es, le sucede lo mismo.

      San Josemaría Escrivá, en la última predicación que dirigió a las pocas personas que convivían con él, les dijo unas palabras que seguramente todas las generaciones de fieles de la Prelatura recordarán de vez en cuando, y tratarán de grabar a fuego en su memoria, en su corazón; y que sin duda han tenido en cuenta los electores del nuevo Prelado..

      “Un cántico de acción tiene que ser la vida de cada uno, porque ¿cómo se ha hecho el Opus Dei? Lo has hecho Tú, Señor, con cuatro chisgarabís...”Lo necio del mundo, lo débil del mundo, lo que no es” (cfr. I Cor. 26-27). Toda la doctrina de san Pablo se ha cumplido: has buscado medios completamente ilógicos, nada aptos, y has extendido la labor por el mundo entero. Te dan gracias en toda Europa, y en puntos de Asia y África, y en toda América, y en Oceanía. En todos los sitios te dan gracias” (San Josemaría. “Por las sendas de la fe”. ed. Cristiandad).

      “Chisgarabis”, persona de poco valor, mequetrefe. Y de todas las partes del mundo, como se ha podido ver en los Congresistas que han participado en la elección del Prelado. Hombres de una tribu del corazón de Kenya; sirios huidos de su país y acogidos con los brazos abiertos en Canadá; hombres de las montañas de Australia y de los recónditos barrios de Singapur; que compartían vida con gente de la India, de Rusia, de España, de Colombia, etc. etc. Chisgarabís, bien convencidos de que estaban llevando a cabo una Obra de Dios.

      A lo largo de estos cerca de 89 años de la historia del Opus Dei, se han hecho muchas afirmaciones gratuitas, y en no pocas ocasiones falsas, sobre los medios de que disponía para la expansión de sus obras apostólicas; de las influencias que movía aquí y allá, para conseguir esto y lo otro. No cabe duda de que en medio de aciertos ha habido no pocos errores y equivocaciones, un continuo volver a empezar, tanto en la vida del Fundador como en las de hasta ahora sus dos primeros sucesores. Y siempre, en cualquier situación, la luz de la conciencia de ser unos chisgarabís, que están llevando a cabo una “obra” querida por Dios, y que, por tanto, Dios mismo se empeña en sacarla adelante.

      El “chisgarabís”, consciente de su poquedad, se afirma en la Fe, en la Oración. ¿Qué le exige Dios para sostenerlo en esa Fe?

      Fidelidad al espíritu recibido. “La fidelidad es la esencia, recuerda Fernando Ocariz, pero las circunstancias cambian, los tiempos, los problemas que se plantean. Gracias a Dios, cuento con muchos colaboradores, y con bastante descentralización”.

      Llamada universal a la santidad; conciencia de la filiación divina; todo es camino para la santidad, la vida ordinaria, el trabajo ordinario, las circunstancias familiares, en todo hay ocasión de unión con Dios.

      Ese es el mensaje, ese es el carisma, que Josemaría Escrivá recibe de Dios, y transmite íntegro, sin añadir ni cambiar nada: eso sí, defendiéndolo en toda su integridad, con su vida y con su muerte, de quienes han pretendido desvirtuarlo.

      Ese carisma es “un tesoro para embellecer el mundo”, en frase poética de Isabel Sánchez, secretaria central de la Asesoría, órgano de gobierno formado por mujeres, que ayuda al Prelado en el gobierno de la Prelatura.

      El mundo seguirá tal cual. Las mismas desgracias, las mismas maldades; las mismas guerras, los mismos odios entre los humanos. Y, a la vez, la Iglesia, el Opus Dei, cristianos de cualquier condición, civilización, cultura, seguiremos anunciando la Luz de Cristo, la Verdad, que es Cristo, bien conscientes de que apenas somos unos chisgarabís, que tenemos toda nuestra alegría en dejar hacer a Dios su “Obra”, de creación, de redención, de santificación del mundo. Siendo nosotros simples sembradores de alegría y de paz. Y así, hasta un poquito se embellecerá este mundo, con la perenne novedad de Cristo, Hijo de Dios hecho hombre.

      ernesto.julia@gmail.com


Avatar de Usuario
Cat
veterano del foro
Mensajes: 150
Registrado: 01 Mar 2010, 16:44

Re: Trifulca por un templo.

Mensajepor Cat » 20 Feb 2017, 20:45

Muchas gracias mus.

Avatar de Usuario
mus
incondicional del foro
Mensajes: 4543
Registrado: 31 Dic 2008, 21:01

Pecado. ¿Volvemos a hablar de Pecado?

Mensajepor mus » 21 Mar 2017, 13:45

Pecado. ¿Volvemos a hablar de Pecado?
Un artículo de Ernesto Juliá
http://www.religionconfidencial.com/tribunas/Pecado-Volvemos-hablar_0_2893510640.html


    En un momento de su pontificado, Benedicto XVI recordó a los católicos que había varios temas de los que se hacía muy poca mención en la predicación. Entre otros, mencionaba: el pecado, el infierno, la vida eterna.

    En el deseo de acomodar las palabras y la Fe en Jesucristo, Hijo de Dios hecho hombre a los gustos más de moda, no era raro que muchos sacerdotes dejaran a un lado cuestiones que podían herir, más o menos, la sensibilidad de los fieles. Y, en vez de subrayar la grandeza de ser cristiano, la belleza de querer vivir como verdaderos hijos de Dios, que eso somos, subrayando la necesidad de llevar la cruz de cada día recordando que en ella ya está injertada la Resurrección, se acomodaban a señalar la necesidad de un cierto cumplimiento de una serie de indicaciones y de normas para mantener, por así decirlo, el “estatuto oficial” de cristianos.

    Los Papas no han dejado de hablar de Pecado, y en estos días, Francisco lo ha hecho explícita y claramente. Ha mencionado el Pecado y su gravedad. Recojo, sencillamente, dos frases:

    “En Cuaresma contemplamos la Cruz con devoción, para comprender la gravedad del pecado”.

    “El pecado es la cosa más fea. El pecado es ofensa a Dios, la bofetada a Dios; decirle a Dios: “tú no me importas”.


    ¿Por qué puede haber un cierto temor a hablar de Pecado? ¿Para no asustar? ¿Para no alejar de la Iglesia a personas que ya han abandonado el “misterio” de la Fe, y se limitan a llenar los templos en algunas ocasiones?

    No hablar de pecado es una traición que los cristianos, que la Iglesia, puede hacer a los hombres. Y en este tiempo de Cuaresma es quizá más necesario que nunca no caer en esa traición. Sencillamente, porque quien no tome conciencia del pecado, quien no pida con humildad perdón al Señor por sus pecados, no podrá nunca engrandecer su corazón para llegar a descubrir el Amor con que el Señor se deja clavar en la Cruz, para liberarnos de nuestros pecados y de la muerte.

    Solo quien tiene conciencia del pecado, y ha vivido la alegría de ser perdonado de sus pecados por el mismo Cristo, en la persona del sacerdote, llega a entender el amor escondido en el sacrificio de la Cruz, de la muerte del Señor.

    Hablar de pecado es situarnos inmediatamente en relación con un Dios que se ocupa paternalmente de cada una de sus criaturas. Hablar del pecado es recordar al hombre la realidad de que no se “construye a sí mismo”; de que la Creación es un don de Dios.; de que su vida tiene un sentido que el mismo Dios nos ha dado como un verdadero “don divino”.

    El pecado, el que acciones del hombre sean pecado y se llamen por su nombre –soberbia, orgullo, lujuria (sexualidad mal vivida), ira, envidia, etc- nos permite darnos cuenta de que si seguimos por esos caminos, nos apartamos de nuestra felicidad, y hacemos mal a los demás, además de la bofetada a Dios que nos recuerda el papa Francisco. Y, a la vez, cuando pedimos perdón por nuestros pecados nos acogemos a la amorosa Misericordia divina.

    Qué esta verdad choca con la sensibilidad –no me atrevo a llamarlo pensamiento- de muchas personas que viven en eso que se ha dado por llamar post-verdad, y que nadie sabe lo que realmente significa; no lo dudo. Pero ¿desde cuándo Cristo clavado en la Cruz ha dejado de ser “escándalo para los judíos y necedad para los gentiles”?

    Sin reconocer sus pecados; sin arrepentirse por haberlos cometido y sin pedir perdón al Señor, el hombre jamás llegará a ser feliz en la tierra y huirá de la felicidad eterna del Cielo; sencillamente, porque ha rechazado la alegría de Dios al perdonar, ha rechazado la Misericordia de Dios, que Cristo nos está manifestando clavado en la Cruz, en espera de la Muerte y de la Resurrección.

Publicidad
Los anuncios salen de forma aleatoria. Si alguno te parece inconveniente, escribe a informacion@opusdeialdia.org y lo bloqueamos, para que no aparezca mas.
 


Volver a “Varios”