Ojalá Dios me hubiera concedido esa gracia

Dios os bendiga. Y digo esto cuando ni siquiera tengo claras mis convicciones cristianas (supongo que no puedo escapar a la fe de mi madre). He escuchado cosas horribles del Opus Dei, pero la gente que he conocido del Opus Dei es gente maravillosa de la que he aprendido mucho y que me interroga constantemente simplemente por su forma de vivir. Me ha encantado ver los videos que habéis puesto en Youtube y los numerosos testimonios que aparecen. Envidio vuestra fe y vuestra alegría. Ojalá Dios me hubiera concedido esa gracia. Un abrazo.

 


Gracias por tu testimonio.

 

Antonio.

Relacionados: Opus Dei vocación

 

 

Ojalá Dios me hubiera concedido esa gracia
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *