Nuevo blog: En una administración del Opus Dei

Copio algunos de los primeros posts de un nuevo blog En una administración del Opus Dei

Con este post pretendo dar a conocer algo más sobre las numerarias auxiliares y, además, animar a tod@s los que tengáis algo que contar a escribirlo en internet, para que no queden en el olvido noticias como estas que copio: 


Adiós, Mª Pilar

  Mª Pilar se nos ha ido. Ayer falleció en Pamplona esta gran mujer. Mª Pilar Garrido era Numeraria del Opus Dei. Dedicó todas sus energías a crear familia en cualquier lugar del mundo donde se encontrara. Con su particular simpatía y su genio, transmitió a las Numerarias Auxiliares y Administradoras de los Centros del Opus Dei, unas ganas enormes de hacer su trabajo con grandeza. Su cabeza estaba en constante ebullición, descubriendo cómo formar a la gente joven y colaborar en el desarrollo y aprendizaje de todas. Pero sobre todo, buscaba la manera de dar cariño y amistad a través de sus palabras -siempre nuevas y animantes-, de sus gestos -tan significativos- y de los detalles que llenaron sus días.

          Gracias, Mª Pilar por tu herencia. Pensar en tí es teñir nuestra memoria del color de la ilusión, del optimismo, de la vibración y de la armonía. Cuando vayamos al cielo queremos estar cerca de tí.


Mi amiga María

María es madre de familia. Conoce mi Centro y a las que viven conmigo. La semana pasada comimos juntas y, sin venir a cuento, exclamó: a mí lo que me tiene descolocada son las Numerarias Auxiliares. Son personas muy valiosas que han decidido dedicarse a una vocación de servicio y trabajan con una altura envidiable y una alegría que se contagia. Para esto hace falta ser humilde.

          Me parece que María ha interpretado bien lo que ha visto.


Una planta, un hogar

Adelaida frecuenta los medios de formación del Opus Dei en mi Centro. Ayer le enseñé un macetero que hemos comprado para una planta. Le gustó el diseño, el color, el lugar donde lo habíamos puesto, pero sobre todo -dijo- le encantaba el cariño que se pone en el cuidado de las cosas de la casa que hace que sea un verdadro hogar.


Trabajar con alegría

No siempre se hacen las cosas con ganas. Se descubren de repente unas cuestas arriba… Eso es señal de que estoy viva. En mi familia aprendí a tirar para adelante aunque no tuviera ganas de cumplir mis responsabilidades. En el Opus Dei he aprendido, además, a pedir ayuda a Dios para hacerlo todo: lo que me veo capaz y lo que no. Intento ofrecer a Dios mi trabajo y hacerlo bien -a pesar del desgaste natural- y con alegría… que se disfruta mucho haciendo cosas por los demás.


Y cuando sea mayor

Me da mucha alegría cuando veo cómo se cuida, cómo cuidamos, en mi Centro a las mayores -Numerarias Auxiliares y Numerarias-. Son ancianas o enfermas normales: repiten las cosas mil veces, les sientan mal algunas comidas, necesitan compañía… En fin, que están familia para poder quejarse de lo quieran y para que nosotras las ayudemos en todo lo que podamos. ¡Ah! eso sí, siempre tienen algo que hacer: se sienten útiles haciendo pequeñísimas tareas en la casa y lo hacen llenas de gozo. Quiero aprovechar cada minuto a su lado para aprender a hacerme mayor.


La Administración de una Casa de Retiros

En las Casas de Retiros que atienden personas del Opus Dei, se organizan cursos de retiros, convivencias, etc. La  Administración de estos Centros está compuesta por profesionales altamente cualificadas y se encarga de llevar la atención material de la casa. Además, las que trabajan allí, como miembros implicados en la mejora de la sociedad, en su tiempo libre, ofrecen sus conocimientos y servicios a todos aquellos que lo deseen. Con este fin organizan actividades que contribuyan a la mejora de la formación y al desarollo íntegro de la persona en su dimensión social, humana y espiritual, como Conferencias sobre la educación de los hijos y temas de actualidad, Curso de Protocolo, Clases de cocina y decoración, Aula de Teología, Retiro espiritual, Voluntariado, Catequesis, etc.

          Las actividades de formación cristiana están encomendadas a la Prelatura del Opus Dei.


Un día para recordar

 En una fecha como hoy (14.II), hace 78 años, san Josemaría Escrivá comprendió que Dios quería que hubiera mujeres en el Opus Dei. “Aparece ese día algo nuevo, pero que no es una institución diversa, sino un ensanchamiento de lo que había comenzado el 2 de octubre de 1928. De formas dierentes, siempre que se refería a lo que empezó el 14 de febrero de 1930, quedaba patente que había una plena continuidad” (Francisca Quiroga, profesora de Filosofía en la Pontificia Universidad de a Santa Cruz).

          La Prelatura del Opus Dei, realiza sus apostolados por medio de la Sección de varones y de la Sección de mujeres, bajo el gobierno y dirección del Prelado. La Obra es una unidad. Todos -hombres y mujeres- buscan la santidad en medio de su trabajo de cada día.

           Es una celebración entrañable. Agradezco a cada persona del Opus Dei su oración y su fidelidad. Somos una familia… ¡y se nota!


Un parón necesario

Vivimos algo agitados y enredados entre el trabajo, las obligaciones familiares, etc. En palabras de Séneca, “el hombre agobiado de quehaceres, en nada se ocupa menos que en vivir”.

          El Curso de retiro es una actividad en la que, durante unos días, tienes la oportunidad de tratar a Dios con paz e intensidad, de manera que intentas poner tu vida en orden y procuras rectificar el rumbo de las cosas que no son como debieran ser. “Procurad hacer un poco de silencio tambén vosotros en vuestra vida para poder reflexionar y orar con mayor fervor y hacer propósitos con más decisión” (Juan Pablo II).

         El Opus Dei organiza este medio de formación para todas aquellas personas que deseen parar, situarse en presencia de Dios y realizar la mudanza interior que Dios pide a cada uno en su vida ordinaria. Yo haré uno en los próximos días con un grupo de mujeres del Opus Dei. Cuesta romper con la rutina diaria pero ahí me lanzo, con ganas de mejorar. ¡Hasta pronto!

 


Más información:

 

Numerarias auxiliares: varios testimonios 

Numeraria auxiliar: la joya de la corona del Opus Dei 

Soy aspirante a numeraria auxliar 

Numerarias auxiliares de primera categoría 

Agradezco el trabajo de las numerarias auxuiliares del Opus Dei 

Soy numeraria auxiliar y estoy muy feliz con el regalo que me ha hecho Dios 

Numerarias auxiliares: indispensables 

¿Qué decía el Fundador del Opus de las numerarias auxiilares? 

Testimonio: “Me conmoví ante unas numerarias auxiliares” 

 

 

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *