No tener miedo al ambiente

«Buen ejemplo de valentía frente a un ambiente difícil nos da San Bernabé. En Antioquía de Pisidia, donde la Iglesia crecía pujante gracias a la predicación de los Apóstoles, los judíos incitaron a mujeres piadosas y distinguidas y a los principales de la ciudad, promovieron una persecución contra Pablo y Bernabé, y los expulsaron de su territorio. Estos sacudieron el polvo de sus pies contra ellos y marcharon a Iconio. Los discípulos quedaron llenos de alegría y del Espíritu Santo. Igual suerte corrieron en Iconio, en Listra y en Derbe, ciudades todas en las que, a pesar de dificultades y persecuciones sin cuento, evangelizaron a muchos en el nombre de Jesús.

Nunca me ha terminado de gustar –escribió San Josemaría– ese ejemplo que algunos suelen poner para describir la conducta de un cristiano: las manzanas buenas, que se corrompen cuando en el cesto donde están se coloca un fruto podrido. Un alma que trata al Señor y está encendida en afán de apostolado, no ha de tener miedo al contagio. Nosotros, hijos míos, no hemos de temer la convivencia con quienes no posean o no vivan la doctrina de Jesucristo. Con las oportunas cautelas, no hemos de rechazar a nadie, porque tenemos los medios espirituales, ascéticos e intelectuales suficientes, para no dejarnos estropear: un hijo de Dios en la Obra no ha de dejarse influir por el ambiente, sino que ha de ser él quien dé el ambiente a los que le rodean, nuestro  ambiente, el ambiente de Jesús Señor Nuestro, que convivía con los pecadores y les trataba (Luc. XV, 2)”.»

Relacionados:

Opus Dei | Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación

Opus Dei | Fidelidad a la vocación

Opus Dei | ¿Cómo discernir la vocación?

Opus Dei | ¿Vocación o lavado de cerebro?

Opus Dei | Testimonios sobre dejar la vocación al OpusDei

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *