No es lo mismo llamar al diablo que verlo venir

Mi mama siempre me dice que no es lo mismo llamar al diablo que verlo venir. Por eso yo pienso que es innecesario ponerse uno mismo en situacion de peligro con respecto a la fe. Muchas veces pensamos que somos muy capaces de afrontar ciertas situaciones y luego nos damos cuenta de que no es asi. Lo que no te acerque a Dios no es necesario ni bueno para tu vida. (este es un comentario que viene de Con las ideas “patas arriba” y ¿Besos y abrazos prohibidos?: allí hablo de no ponerse en ocasión de perder la fe por las malas lecturas)

Creo que tu mamá tiene toda la razón del mundo.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *