Nadie influyó en mi decisión de hacerme supernumerario: lo hice libremente

Estimado Antonio, permiteme felicitarte por esta página, yo soy supernumerario y dejo patente que gracias a Dios me premio con esta vocación que vivo día a día. Quiero dejar muy claro que me costó un buen tiempo llegar a verlo claro y nadie influyo en mi decisión. Fue totalmente libre y pedí poder ser admitido como miembro del Opus Dei.

Nadie que haga algo voluntariamente y que pida voluntariamente debería decir lo que dice el marido de Daniela, pues el día menos pensado podría decir lo mismo de Daniela.

Como el estoy felizmente casado y procuro hacer participe de mi vocación a mi familia, unas veces con éxito y otras con menos éxito. Pero estamos día a día en ello.

Un abrazo.

José


Gracias por tu testimonio. 

La historia de Daniela está contada en:

Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación 

Y el comentario de su marido en:

Comentario manipulador: “me chantajearon sentimentalmente cuando era menor de edad” 

Antonio.

Relacionados:

Los que dicen haber sido presionados prueban que esa “presión”, no sirve de nada: se fueron 

Hacer las cosas porque a uno le da la gana 

Lecturas, libertad y represión de instintos 

Soy del Opus Dei porque me da la gana 

 

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *