Mortificaciones de una supernumeraria

Este es un comentario a un post sobre la mortificación:

Uy. el comer tambien es una mortificación… no darle al chocolate, ni a esas madalenas que las nax te ponen tan amablemente en la mesa a la hora de la merienda…. Además en epoca con dos comuniones y una boda, se puede aprovechar la mortificación para guardar la linea 😉
No en serio. Cuando te apetece fumarte un piti (yo no fumo, pero si que chillo a los que lo hacen, jijii) meterlo en el bolso, cerrarlo y ni mirarlo, si te apasiona mirar todos los escaparates de ropa, cortarte un rato, si estas viendo la peli mas tonta del milenio, ponerte a leer un libro a hablar con los de tu casa…. hay miles de formas de mortificarte.
La mia que tengo fijada aunque recurro a ella mucho menos de lo normal: Llevar un control de mis glucosas que para algo me mando Dios la bendición de la diabetes insulinodependiente, para intentar ordenarme, cosa q no consigo mucho :S
soy un desastrillo…
Neska.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *