Los turistas de Roma y el Código da Vinci.

Como esto, al fin y al cabo es un "blog", retomo hoy los "posts" de "iniciativa propia", y no me limitaré, como estos últimos meses, a responder preguntas. Me hizo gracia leer este artículo (Luto en Roma. La tristeza de las fieras) de Juan Manuel de Prada, que escribió unas crónicas vivas y brillantes desde Roma en los días que siguieron al fallecimiento de Juan Pablo II. Al comentar que los peregrinos ya abandonan la Ciudad Eterna, volviendo a ser protagonistas los turistas de toda la vida, escribe, en su habitual tono provocador e inteligente:

"Sigo mi caminata hasta San Pedro, donde las hordas de turistas empiezan a causar estragos; en algunos descubro ese gesto ahíto y un poco soplapollas que se les queda a los lectores más crédulos de Dan Brown, tras digerir su hartazgo de paparruchas" (ABC, Madrid, 10-IV-2005).

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *