Les Luthiers: consejos para padres

CONSEJOS PARA PADRES

Les Luthiers

Ahora,…me voy a referir a un tema que es motivo de muchas consultas por parte de las madres: los padres…eh…por parte de las madres y los padres: las preguntas de los chicos, señoras, sobre todo aquellas preguntas sobre temas un poco delicados, como por ejemplo, la consabida cómo nacen los bebés…

    A los chicos hay que decirles siempre la verdad, por supuesto, en unos términos que ellos puedan entender. Entonces usted le puede explicar, por ejemplo, de la siguiente manera, le puede decir, por ejemplo:

– Mira, nene, como papá y mamá se quieren mucho, papá le regaló a mamá una semillita que él tenía, y esa semillita germinó, creció, y después de nueve meses, se convirtió en un hermoso repollo, donde te dejó la cigüeña que te trajo de París.

A los chicos hay que decirles siempre la verdad. A los chicos no hay que asustarlos con cocos, brujas, ogros, temibles personajes imaginarios. Llegado el caso, háblele de cosas más reales: el lobo, una araña, una buena víbora. Parece mentira, pero todavía hay madres, todavía hay madres hoy en día, en pleno siglo dieci…veinte, que todavía le dicen a sus hijos cosas, como por ejemplo:

– Mira, nene,…si no tomas toda la sopa, voy a llamar al hombre de la bolsa…Señora… ¿y si el hombre de la bolsa tampoco quiere tomar la sopa?

A los chicos hay que decirles siempre la verdad, hay que explicarles las cosas, darles a entender los motivos, las razones, etc., etc. Que después de todo, los chicos, aun los más pequeñitos, son seres pensantes…casi podríamos decir que son seres humanos. Entonces usted le tiene que explicar las cosas, darle a entender, con paciencia, con cariño; por ejemplo, típico caso:

– Mira, nene, ya son las doce de la noche, ¿no es cierto, querido?…es un poquito tarde…y hoy nos hemos levantado temprano, ¿te acordás que nos levantamos temprano?…y mañana nos tenemos que levantar temprano otra vez, porque tú tienes que ir a la escuela, yo tengo que ir al trabajo,…¿no entendés lo que te estoy explicando?…Quiere decir, querido, que si vos ahora no te dormís, …yo te reviento.

A los chicos hay que decirles siempre la verdad.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *