Las numerarias auxiliares

Antonio: hay una cosa que no entiendo y quería preguntarte desde que conocí tu blog, pero como no tengo dirección de correo electrónico, te escribo a modo de comentario, aunque en realidad sea una pregunta para el blog. ¿cómo os mantenéis los que vivis en centros del Opus Dei? ¿quién os hace la comida, os lava la ropa, os limpia la casa, …? Acabo de leer este comentario. Lo has escrito cuando estaba respondiendo a otro hablando de porqué los numerarios no nos casamos. Ahí hablaba de que “¡se ve tan claro cómo el Señor premia con el ciento por uno -ya en esta vida- cada detalle que le entregamos!”

Pues una gran parte del ciento por uno en esta tierra es la vida de familia, que se da en los centros -o casas- de la Obra. Yo siempre he visto el Opus Dei como una pequeña famlia, en la que todos se quieren y se preocupan unos por otros. Pero, para que salga adelante este ambiente de familia, es necesario el trabajo de las numerarias auxuliares.

En Opus Dei hay numerarias auxiliares y numerarias. La vida de las últimas es similar a la de los numerarios (ya respondida en otra pergunta). Las numerarias auxiliares son las que se encargan de la administración de los centros de la Obra: hacen la comida, lavan la ropa, limpian la casa… Son buenísimas. Las tratamos como trataríamos a nuestra madre o a nuestra hermana si hiciesen ese trabajo.

Su labor es insustituible: es el apostolado de los apostolados, como solía llamarla San Josemaría, porque sin ellas no sería posible el trabajo y la eficacia del resto de las personas de la Obra, además de perder ese ambiente de famlia, que reina en todas las casas de la Obra.

A nuestra madre o nuestra hermana, si trabajasen todo el tiempo en casa, les daríamos el dinero que ganamos, para sus necesidades personales. Pues lo mismo ocurre con las numerarias auxiliares: del dinero que ganamos los numerarios con nuestro trabajo, les damos una cantidad mensual.

Ellas son una bendición de Dios. Las admiro un montón.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *