La mortificación y religiones orientales

ENTIENDO QUE LAS MORTIFICACIONES TIENEN UN SENTIDO SOBRENATURAL, QUE SON PERSONALES, PRIVADAS, DE LIBRE OPCION. SUPONGO QUE SE FUNDAMENTAN EN UN PROFUNDO SENTIDO DEL SER, ES DECIR, QUE POSIBLEMENTE NO SE PUEDE ESPERAR QUE UNA PERSONA TOTALMENTE MATERIALISTA O CENTRADA EN EL TENER Y SU EGO (GENERALMENTE DESVINCULADA EMOCIONALMENTE A LAS PERSONAS) PUEDA ENTENDER QUE UN SIMPLE GESTO DE COMPRENSION O TOLERANCIA HACIA SU PROJIMO, REPRESENTE LA OPORTUNIDAD PARA APLICAR UN SENTIDO SOLIDARIO DE VIDA, Y MENOS AUN, QUE ESO SEA LLAMADO MORTIFICACION OFRECIDA A DIOS.
LA ELECCION ENTRE EL SER O EL TENER DEFINE NUESTRO RUMBO EN LA VIDA. ES POR ELLO QUE DEBEMOS OBSERVAR CON GRAN CUIDADO LOS MOTIVOS DE NUESTRAS DEVOCIONES, MORTIFICACIONES, PRECEPTOS Y CREENCIAS…
SI EL MOTIVO ES DE INDOLE RUTINARIA, OBSESIVA, DE ANSIAS DE ACEPTACION SOCIAL, TEMOR AL RECHAZO, SUPERSTICIOSA, CULPA O SIMPLEMENTE ES “ALGO QUE TENGO Y AL QUE ME AFERRO”… NO SEREMOS CAPACES DE DIFERENCIARNOS AL VECINO QUE LIMPIA OBSESIVAMENTE SU CARRO TODOS LO DIAS A LAS 6 AM, NO IMPORTA SI ESTA LIMPIO O SUCIO…IGUALMENTE, LO LIMPIA SIN PENSAR. APRENDAMOS DE LAS RELIGIONES ORIENTALES, EN LAS CUALES NO ES LA CULPA O EL MIEDO QUE MOTIVAN NUESTRAS ACCIONES, NO ES LA OFENSA A DIOS, ES LA OFENSA A NOSOTROS MISMOS QUE NOS LLEVA A CONTRARIAR LO PLANES DE DIOS: NUESTRA FELICIDAD.

Sobre el sentido cristiano de la mortificación ya hablé. Allí te remito, para no cansar a los lectores del blog repitiendo las mismas ideas.
Estoy totalmente de acuerdo contigo: es más importante el ser que el tener. Lo mismo dijo en muchas ocasiones Juan Pablo II (por cierto, ayer fue el primer aniversario de su fallecimiento).
También te doy la razón en lo que dices de hacer las cosas por un motivo sobrenatural, por Amor.
La única pega -no pequeña- que veo a las religiones orientales, es que, muchas de ellas, no son más que códigos de preceptos para alcanzar la armonía personal o la unión con la naturaleza. Creo que es una pena que no conocen a Jesucristo: una persona viva, que nos ama a cada uno personalmente. Esto cambia totalmente el sentido de lo que uno hace. Da a todo un nuevo sentido.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *