La mortificación para acercarse a Dios

Entiendo la mortificación como forma de acercarse a Dios, pero Jesús sufrió en la cruz precisamente para evitarnos a nostros sufrimiento, ¿no es así?. Entonces, creo que no tiene sentido clavarse cilicios o autoflagelarse, porque Dios no quiere que suframos de ninguna manera, quiere que seamos felices no creo que Dios crea conveniente el sufrimiento físico. Los pequeños sacrificios del día a día sí me parecen bien porque se hace la vida de los que están a tu alrededor más agradable, pero ¿qué sentido tiene sufrir por sufrir si Dios no quiere que suframos?.
Dios nos quiere mucho, y somos sus hijos. Si tuvieses hijos, ¿querrías que se infringieran daños físicos?. Creo que Dios agradecería mucho más una oración o un sacrificio por algún hermano…
Es mi humilde opinión, tengo 17 años y no sé mucho, pero sí que conozco el amor de Dios.


Comprendo que no lo entiendas, porque no es un tema sencillo.

Me parece que el error que cometes es pensar que el dolor, por definición, es malo. Cuando no es así.

Porque el dolor nos ayuda a acercarnos a Jesús, nos ayuda a unirnos a su Pasión.

¿Y cuál es la forma de unirnos? Ordinariamente con pequeños sacrificios, aunque alguna vez -raras veces- hagamos uno más grande.

Antonio.

Sobre la mortificación tienes información en:
Mortificación en el Opus Dei: pinchos y látigos
¿Por qué buscar el dolor?
Opus Dei testimonios: llevo 30 años en la Obra
Sentido del sacrificio
Sentido de la mortificación y el sacrificio
Experiencia de la mortificación corporal
Mortificación sorpresa
Silas, el masoquista, y la mortificación corporal cristiana
La experiencia de la mortificación
La mortificación y religiones orientales

La mortificación para acercarse a Dios
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *