Kenya: la primera africana numeraria auxiliar del Opus Dei

Kenya: la primera africana numeraria auxiliar del Opus Dei Opus Dei

Te dejo un artículo que me acaba de enviar Pilar una de las colaboradoras más activas del foro de opusdeialdia.es (está entre las dos kenyatas en la foto):

Hoy es un día de esos que no se olvidan con facilidad. Acabo de conocer a dos mujeres fantásticas: Auma y Willo,  Keniatas de la zona del bello Lago Victoria. Están en Madrid aprendiendo encuadernación para enseñar a otras en su País.

Auma, más clara de tez es de la tribu baluhya y la primera africana  que pidió la admisión en el Opus Dei como Numeraria Auxiliar, cuando el Opus Dei acababa de empezar su andadura en África. Era la pequeña de una gran familia –“la niña mimada” apunta la chispeante Willo- cuando le invitaron a ir a trabajar a Strathmore College. Habla con soltura el español.

Allí le llamó la atención el pequeño oratorio -al que le gustaba asomarse y acudir desde el primer día a la Santa Misa- y el mucho trabajo. 300 alumnos.

A los pocos días se estaba planteando qué hacían allí trabajando tanto, Encarnación y Rosario, dos Numerarias Auxiliares blancas, como una más. Y clara y directa se lo preguntó a Encarnación:”Para  hacer el Opus Dei”. Fue la respuesta. “¿Si?” -Cuando en su cabeza entendió la respuesta- “Pues si es eso, yo quiero”. Mira por donde se encontró  con que le pusieron pegas enseguida: eso era una vocación que tenía que dar Dios.

Cuando seriamente se lo planteó a Dios -a pesar el mucho trabajo que no le gustaba-, vio que ella quería ser de la Obra. Tenía que obtener el permiso del cabeza de familia, en este caso su hermano mayor por ser su madre viuda. Y le entró el  “canguelo”: no lo va a entender…

Obtenido el permiso: “no, no, tu hermano no lo ha entendido, hay que explicárselo bien”. Quedaron con él y la única pega que puso, es que “bien pero que sea para toda la vida, no vale que ahora si, y dentro de un año digas que no”. Auma apostilla…”todo esto era obra de la Gracia, de todo lo que rezaban por mi, por que mi hermano no era cristiano”.

Y quien le iba a decir a ella, de una pequeña aldea se fue a ROMA.

Willo es Watutsi, negra como el ébano y simpática y vivaracha. Habla un fluído español y cuenta con gracejo que para cuando quiso tomar el relevo de las primeras, cuatro años después, Auma y Munbua que después se fue al Ziare a empezar el Opus Dei, ellas tenían el terreno preparado, se ríe a carcajadas enseñando todos sus dientes –casi es lo único que se ve en su cara, y el brillo risueño chispeante de sus ojos.

También al cabo de pocos años fue a Roma, allí la recuerdan con su cadencia, al final de las  tertulias con Nuestro Fundador, que empezaba una pregunta desde el fondo de la sala, e iba acercándose despacito hacia Nuestro Padre, que dominaba la vivacidad del movimiento para atender a esa hija: “Si hija, Willo,  dime…”-A nuestro Padre se le caía la baba con sus hijas Keniatas, no perdía ocasión de decirles lo elegantes que iban con sus coloridos trajes- y Willo con la foto de sus papás y sus hermanos conseguía alargar un rato más la tertulia.

Kenya: la primera africana numeraria auxiliar del Opus Dei
Vota esta noticia

7 ideas sobre “Kenya: la primera africana numeraria auxiliar del Opus Dei

  1. Comento está crónica desde España. Hacía muchísimo tiempo que no veía a Auma y Mumbua, recuerdo, que cuando llegaron a Roma, San Josemaría, comentó con cariño dos cosas: Una, que tendrían que ponerlas semáforos, porque Villa Tévere no tenía tanta luz como África. Y la otra, que les pusieran uniformes de trabajo en colores claros, porque ellas no estaban acostumbradas a los oscuros que se llevaban en Europa entonces.
    También conocí a Willo en un ICU en el año 1974, ¡Qué guapa me pareció!
    Y por cierto, Margaret Roche, -irlandesa que conoció el Opus Dei en Kenia, y se quedó trabajando en Nairobi-, me explicó que no se dice keniata, como tampoco se dice italiata, sino keniana.
    Keniata, fue un Presidente que tuvo Kenia…
    ¡Mil gracias Pilar, y todas!
    Blu
    Margaret pasado el tiempo se nacionalizó africana. Cuando lo vieron en la aduana le preguntaron por qué africana tan blanca. Y ella dijo: Porque quiero morir en África.

  2. Pilar ,gracias por compartirla.
    No la había leido y creía que estabas en Kenia..:o
    un abrazo muy fuerte
    maría t.l. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *