Judas, la Providencia y la libertad

Hola,

Me llamo Raúl. Vivo en Barcelona y quisiera formularte una cuestión que siempre me he preguntado y a la que no he encontrado respueta. Te he de decir que no por ello he dejado de creer pues al final siempre pienso que una cabeza tan pequeña no puede abarcar la sabiduría y los misterios de Dios.

La cuestión es la siguiente: El plan de Dios para redimir al hombre fue que muriese su hijo en la cruz por nosotros. Es decir era necesario un traidor como Judas, un pueblo judío que lo rechazase, para que se llevara a cabo la salvación del hombre, etc… ¿Por qué si Dios “los necesitaba” para su plan, éstos tenían que acabar condenados o con la peor de las suertes, según dijo el mismo Jesús: “…más le valdría haber nacido”, refiriéndose a Judas?

Se puede decir de otra forma: si Judas no le hubiese traicionado, Jesús no habría sido crucificado y consecuentemente la humanidad no habría sido redimida. La deducción que se puede sacar es que era “necesario” que Judas lo traicionara. Muy probablemente esto es un puro sofisma, pero es que no encuentro la respuesta…

Espero Luz de tu respueta.

Un saludo,

Raúl.

P.D. Enhorabuena por tu web y el servicio que haces! Estos libros se pueden pasar a Isilo? En caso afirmativo, cómo?

 


Menos mal que no lo entiendes, porque es un misterio: el misterio de la libertad: el misterio del mal.

 

Tienes toda la razón: las acciones y designios de Dios nos superan completamente. No somos capaces de entenderlos.

¿Cómo se conjuga que seamos libres con que Dios sepa lo que va a suceder? No es fácil, aunque algo podemos aproximarnos a la respuesta.

También pasa lo mismo con la Virgen: ¿era libre para decir sí al Arcángel en el momento de la Encarnación? ¿Y si hubiese dicho que no? ¿habría aparecido otra Virgen? ¿la Virgen B?

¿Y si Judas no hubiese querido entregar a Jesús? ¿Habría aparecido otro Judas? ¿El Judas B? ¿Sería un apóstol? ¿Y si ninguno de los 12 hubiese querido entregarle?

En fin; no es un tema fácil. Pero creo que se puede comprender un poco más con un ejemplo: cuando ves una película por segunda vez ya sabes lo que va a pasar. ¿Y el director de la película es libre para hacer la película como quiera? Aunque es libre, tú sabes lo que va a ocurrir en las próximas escenas. Y si -libremente- hubiese elegido otro guión, tú también sabrías lo que viene la segunda vez que veas la película.

Con todas las limitaciones de un ejemplo, pienso que esto ayuda a comprender la visión que tiene Dios del mundo.

Además, Él es capaz de sacar de los aparentes males, bienes.

¿Te ayuda esto a comprenderlo mejor?

Sobre el Isilo, tienes unos cuantos libros en Isilo en www.opusdeialdia.org. También puedes pasar un archivo de web html a isilo con el programa isiloX.

Antonio.

Judas, la Providencia y la libertad
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *