¿Y si se comprueba que no tiene vocación para el Opus Dei?

¿Y si se comprueba que no tiene vocación para el Opus Dei?

  • En ese caso los directores lo comentarán con ella, y todos rezarán y pondrán los medios para dilucidar dónde la llama Dios.
  • La gran mayoría de esas personas, tras esos meses de búsqueda, siguen colaborando con las labores apostólicas del Opus Dei con agradecimiento, porque aunque Dios no les llame por el camino del Opus Dei, ese periodo les ha servido habitualmente en el camino de su santidad personal: les ha ayudado a formarse cristianamente y a profundizar en su vocación bautismal; les ha estimulado a servir mejor a la Iglesia gracias a la formación recibida; y a amar más a Dios, que es lo que verdaderamente cuenta.
  • Los cristianos saben que si buscan sinceramente a Dios, Dios no dejará de premiar la generosidad de su entrega.
  • Por esa razón, una persona que busca sinceramente a Dios y que ha puesto los medios necesarios para corresponder a lo que consideraba su llamada no debe considerar estas idas y venidas como una equivocación, sino como parte de su camino personal de unión con Dios: Dios tiene sus caminos para cada persona, que no van siempre en línea recta. Esto sucede en todas las realidades de la Iglesia: por ejemplo en la vida de Charles de Foucauld y de otras personas de reconocida santidad.
  • Habitualmente (no siempre, ya que cada persona es distinta) estas personas han dado pasos adelante en el camino de su santidad personal, se han enriquecido espiritualmente, han conocido mejor el mensaje de Cristo y se les ha ayudado en sus problemas personales. Muchas de ellas han madurado humanamente con esta experiencia de vida cristiana intensa.
  • No se trata, por tanto, de un “fracaso espiritual”. El único fracaso espiritual verdadero para un cristiano es el pecado: la falta de humildad, el egoísmo; etc.; y en esos casos, siempre hay esperanza, porque Dios nos perdona cuando nos arrepentimos con humildad.

¿Qué edad, qué condiciones, etc., se requieren para entregarse a Dios en la Prelatura del Opus Dei?

¿Cuál es la edad habitual de incorporación al Opus Dei?

¿Hay votos en el Opus Dei?

Si una persona desea ser del OpusDei, ¿qué pasos debe seguir, desde el punto de vista jurídico?

¿Cómo llega una persona a esa decisión de entrega a Dios en el OpusDei?

Cuando una persona decide pedir la admisión en el Opus Dei, ¿qué sucede?

¿Qué se hace durante ese tiempo de espera?

¿En qué se ayuda especialmente a las personas que han pedido la admisión?

¿Y si se comprueba que no tiene vocación para el OpusDei?

¿Si alguien tiene vocación al Opus Dei y se le dice que está admitido, es algo jurídico?

¿Por qué y para qué tanta espera?

¿Cómo se hace ese contrato de vinculación al OpusDei?

¿A qué se compromete el OpusDei?

¿Y a qué se compromete con ese contrato la mujer o el hombre que desea ser del Opus Dei ?

¿Cuánto dura ese contrato?

¿Y al cabo de ese año? ¿Y si uno no renueva la entrega?

¿Cuándo se puede incorporar una persona para toda la vida en el OpusDei?

Renovar el amor

Por parte de la Prelatura, ¿quien va concediendo, quien va dando esos sí y esos no?

 

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *