¿Será una endogamia?

Hola blogger, me gusta que hayas empezado a permitir los comentarios. Me ha hecho gracia el comentario de Enrique Muñiz -o Warrior, como quiera llamarse en sus distintos blogs-, en el que te anima a seguir, a la vez que hace publicidad de su blog. Lógicamente, en su página se pone él como el primero de los blogs e incluye una foto suya, para animarse. Me parece un buen método. Pero bueno, vamos a la pregunta: los del Opus ¿no son endogámicos? No me malinterpretes, me refiero a que los del Opus salen de familias de personas del Opus. Es como una especie de retroalimentación. Plantas de invernadero criadas por sus padres, para que acaben siendo del Opus.

Gracias por lo que me cuentas al principio. Aún así, creo que es una forma ingeniosa de hacerse publicidad. No quitaré el comentario, porque me parece un buen blog el de Enrique, aunque a Enrique no le conozco personalmente: nunca le he visto. Para que luego la gente diga que los de la Obra nos conocemos todos.
Respecto a la endogamia te contaré algunas anécdotas aclarativas, para que veas cómo el Opus Dei sólo quiere servir a la Iglesia, como la Iglesia quiere ser servida.
En las últimas ordenaciones que hubo en mi diócesis, aproximadamente la mitad de los que se ordenaron sacerdotes diocesanos, eran hijos de supernumerarios. Por otro lado, conozco a varios chicos, que cuando eran pequeños frecuentaban el club del que estoy encargado, y ahora están en el seminario. Aquí se les ayudó a descubrir su vocación al sacerdocio.
También conozco algunas chicas -con padres de la Obra, y que habían ido a colegios como Montealto (donde la formación espiritual está encomendada a sacerdotes de la Obra)-, que se han hecho monjas recientemente. Algunas en el convento de clarisas de Lerma.
Además, te puedo hablar de mi caso: mis padres no son de la Obra. Ellos son cristianos corrientes -ejemplares, diría yo-, que han dado a sus siete hijos una educación católica. Y, cuando yo me hice de la Obra, tampoco lo eran mis hermanos. Ahora una de mis hermanas lo es y algunos de mis hermanos quieren serlo cuando sean mayores.
Como yo, hay muchos otros cuyos padres no son del Opus Dei. Porque, los semilleros de vocaciones -de todo tipo de vocaciones- son las familias cristianas, sean o no de la Obra. En la Obra hay hijos de personas de la Obra y otros que no lo son, como en todos lados.

¿Será una endogamia?
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *