¿Qué piensa usted sobre los solteros?

Quiero deciren referencia a una pregunta, que yo fuí del Opus Dei y a mí si me saluda la gente del Opus Dei. No todos, pero sí la mayoría. Y los que no lo hacen… allá ellos, eso que se pierden. Así que no es algo "institucionalizado".

Está muy bien este blog. Me gusta por el respeto a la libertad y por el amor a la verdad que emana de las preguntas y las respuestas. Muchas gracias. En estos dias de tanta mentira y tan poca tolerancia se agradece mucho. A mi me dan lecciones sobre lo que es el Opus Dei y me cuentan unas mentiras… yo no les he dicho que yo he pertenecido y me río a mandíbula batiente… y les contesto, vaya si lo hago.

Ahora mi pregunta. Qué piensa usted sobre los solteros, así en general. Quiero decir, el matrimonio es un sacramento dentro de la Iglesia, en el Opus Dei se habla de la vocación al matrimonio, pero… ¿qué misión tenemos los solteros?. En la revista Mundo Cristiano ó en Hacer Familia he leido sobre familias desestructuradas y ahí estaba yo incluida, con mi soltería y todo. Al lado de las familias rotas. Esto me produjo algo de inquietud. ¿Qué dice la Iglesia?. ¿Es un estado poco conveniente? Yo no he conocido nadie con quien quiera casarme. No voy a casarme por casarme. No creo que sea por egoismo, sino por imposibilidad física, no tengo con quién. En fin, alguna pista, please.

No sé lo que pondrá en esas revistas, pero está claro que casarse o permanecer soltero es una decisión personal, que cada uno elige libremente, y que más importante que la situación es cómo la afronta cada persona.

Copio aquí un párrafo de una de las cartas a los sacerdotes de Juan Pablo II, que es precioso:

La figura de la mujer-hermana tiene notable importancia en nuestra civilización cristiana, donde innumerables mujeres se han hecho hermanas de todos, gracias a la actitud típica que ellas han tomado con el prójimo, especialmente con el más necesitado. Una "hermana" es garantía de gratuidad: en el escuela, en el hospital, en la cárcel y en otros sectores de los servicios sociales. Cuando una mujer permanece soltera, con su "entrega como hermana" mediante el compromiso apostólico o la generosa dedicación al prójimo, desarrolla una peculiar maternidad espiritual. Esta entrega desinteresada de "fraterna" femineidad ilumina la existencia humana, suscita los mejores sentimientos de los que es capaz el hombre y siempre deja tras de sí una huella de agradecimiento por el bien ofrecido gratuitamente. (CARTA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II A LOS SACERDOTES PARA EL JUEVES SANTO DE 1995)

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *