¿Por qué pitan tantos y se van tan pocos?

todo es muy bonito, todo es libertad, todo es muy corriente ¿Por qué no pita nadie y se va tanta gente? Agradecería que contestárais a esta pregunta en el blog. Si lo hacéis, yo también puedo montar un vídeo y enviarlo.

Perdona que te diga esto con franqueza, pero me parece que me he topado con una de esas personas que ven el vaso medio vacío, cuando en realidad está casi lleno.

Por cierto, para los que no lo sepáis, “pitar” es la forma coloquial de referise a pedir la admisión en el Opus Dei.

No te diré el número de personas que pitan en mi centro, porque me parece demasiado indiscreto, pero sí que te diré que en España pitan cientos cada año. Me da la impresión de que eso no es “no pita nadie”.

Algunos se van: es cierto. A veces, porque se dan cuenta de que no es lo que Dios quería de ellos, o se han dado cuenta de que no es su sitio. Otras veces porque no están dispuestos a una vida cristiana a fondo, no están dispuestos a entregarse plenamente a Dios. No te voy a decir que es fácil serle fiel a Dios, igual que no es fácil ser fiel al propio cónyuge.

No obstante, no se va “tanta gente”, prueba de ello es que el número de miembros del Opus Dei crece de año en año (eso son datos que están publicados). Si no pitase nadie y se fuesen tantos como dices, tendrías que explicarme cómo aumenta el número global cada año, porque no me salen las cuentas.

Si no pitase nadie y se fuesen tantos como dices, tendrías que explicarme cómo es posible que cada año vayamos a empezar la labor de la Obra en nuevos países. En este año 2007 estamos comenzando en 5 países nuevos: Rusia, Rumanía, Bulgaria, Vietnam y Corea.

En fin, antes de hablar, me parece que es mejor informarse.

Por cierto, espero tu vídeo.

Antonio.

Vota esta noticia

2 ideas sobre “¿Por qué pitan tantos y se van tan pocos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *