¿La soltería es una vocación?

A mí siempre me han dicho (y cro en ello) que Dios no da vocacion a la soltería, sino al matrimonio, a la vida consagrada o al sacerdocio. ´¿qué opina el Opus de eso? Muchas gracias por tu respuesta. Soy católica practicante, no soy del Opus pero respeto y admiro su labor. Comprendo que la existencia en la Iglesia de laicos dedicados por entero a Dios, sin ser sacerdotes, religiosos o consagrados, a muchas personas les puede sonar a "demasiado novedoso". En la Santa Sede, en los años 40, alguien dijo: "llegan ustedes con cien años de anticipación".

Sin embargo, históricamente, antes de la aparición de las órdenes y congregaciones religiosas -que tanto bien han hecho y hacen a la Iglesia- había entre los primeros cristianos hombres y mujeres que vivían el celibato apostólico, en medio del mundo. Me atrevería a afirmar que, para entender el Opus Dei, es bueno tener presente una luz de fondo: la vida de los primeros cristianos.

También puede ayudar a entenderlo saber que la Obra está en manos de la Iglesia, y que su espíritu y sus modos apostólicos han sido aprobados y bendencidos por sus pastores (los obispos, los papas) desde el principio.

Y otra cosa, si me lo permites: la vocación de los numerarios y los agregados no es, así, secamente, a la soltería. Es al amor:

Es una pena no tener corazón. Son unos desdichados los que no han aprendido nunca a amar con ternura. Los cristianos estamos enamorados del Amor: el Señor no nos quiere secos, tiesos, como una materia inerte. ¡Nos quiere impregnados de su cariño! El que por Dios renuncia a un amor humano no es un solterón, como esas personas tristes, infelices y alicaídas, porque han despreciado la generosidad de amar limpiamente. Josemaría Escrivá, Amigos de Dios, 183.

P.S.: Después de responder, me doy cuenta de que quizá te referías en tu pregunta, no a las personas célibes del Opus Dei, sino a las personas que eligen o la vida les lleva a permanecer solteros. En esto, el Opus Dei no tiene nada especial que decir: he conocido, y quizá tú también, personas estupendas (no solterones, en sentido peyorativo), que viven así. Pienso ahora en tantas hermanas de sacerdotes, que han renunciado a tantas cosas para atender a sus hermanos. Y en muchos hombres y mujeres que han hecho lo mismo para poder estar cerca de un familiar enfermo, o por otra loable razón. Pienso que esa situación entra en los planes de Dios para esas personas.

¿La soltería es una vocación?
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *